jueves, 18 de diciembre de 2008

Santa Claus Conquista a los Marcianos (Santa Claus Conquers the Martians, 1964)


Los niños marcianos están tristes. Hace días que no comen sus pastillitas saborizadas y deben ser rociados con spray del sueño para dormir. El jefe de Marte consulta entonces a un viejo brujo que le tira la posta: se acerca la navidad en la Tierra.

Pasa que los marcianitos, que no saben lo que es la diversión y la alegría, captaron una señal de TV terrestre en la que le hacen un reportaje a Santa Claus desde su taller del Polo Norte. Ver por primera vez un juguete, y al gordo de rojo tan contento, y a los niños ilusionados con la llegada de las fiestas, los deprime a niveles insospechados. ¿Qué decide hacer entonces el jefe marciano? Ir a la Tierra y secuestrar a Papá Noel.

Papá Noel: "Chiste chiste: Era un hombre tan pequeño, tan pequeño que siempre iba a la frontera para que le dijeran !ALTO!"

Confundido por la cantidad de ellos que hay en cada esquina de la ciudad, se cargan en el camino a dos niños que le indican la ubicación del Polo Norte. Gracias a un robot de cartón logran reducirlo y así Santa Claus, los niños terrestres y los marcianos regresan al planeta rojo, donde lo dejan a cargo de una fábrica automatizada de juguetes. Por fin la situación de las criaturitas de piel verde parece recomponerse.

Salvo que hay dos problemas. El primero es que los marcianos no lo dejarán volver nunca más a la Tierra. Y el segundo, que hay un verdoso mala onda que odia la sonrisa de los niños y tratará de asesinarlo.

Promo para tv

Todo, pero todo lo malo que ustedes puedan imaginarse en una película, está en esta. Las actuaciones, los decorados, los efectos especiales, la musiquita de apertura, hasta las coreografías de las peleas! No faltan los malos muy malos, los tontos muy tontos, y los enanos con cara de pervertidos disfrazados de gnomos.

"Si te dijera por donde anduvo este dedo hace unos minutos, tendría que matarte"

Es una de esas cintas clase Z que uno desprecia o adora, dependiendo de si aburre o divierte con sus locuras. Y en mi caso, como no podía sacarle los ojos de encima, asombrado por lo que la pantalla me mostraba, le dedico la nota que verán al final.


ASÍ SÍ: La música con que abre la película me mató. Zucundum zucundum.


ASÍ NO: No puedo ponerle tanta nota a películas como esta o Mamma Mía. ¡Algo está deteriorándose en mi cabeza!






Ficha IMDB

Aunque no lo crean, acá está, esta es...¡la película completa en inglés!

0 comentarios: