miércoles, 24 de diciembre de 2008

El Extraño Mundo de Jack (The Nightmare Before Christmas, 1993)

Hay dos películas que veo religiosamente (¡cuac!) todos los años en vísperas de Navidad: una es ésta. Escrita y producida por ese emo en potencia llamado Tim Burton (lean “La melancólica muerte de chico Ostra” antes de insultarme), la idea le surgió al ver cómo eran reeemplazados en los comercios los juguetes de Halloween por los de Navidad. Por esa época trabajaba para Disney, empresa que nunca entendió sus conceptos y la que abandonaría al encarar proyectos personales que fueron atrayendo la atención de la crítica y productores de otros estudios.

Concebido originalmente como un poema ilustrado por él mismo, no es casualidad que decidiera encarar la versión fílmica utilizando la técnica del stop-motion. Recordemos que sus primeros trabajos, Vincent y Frankenweenie, dos cortos que ya reflejaban su gusto por lo gótico, estaban hechos por animación cuadro a cuadro.

Jack Skellington habita en Halloween Town (Ciudad de Halloween), lugar donde es considerado El Rey de las Calabazas. Cansado de su popularidad y queriendo hallar un nuevo sentido a su vida, descubre en un bosque cercano la puerta de entrada a un mundo paralelo, el pueblo de la Navidad. Maravillado por las luces, la alegría y la nieve, regresa convencido que puede hacer el trabajo de Santa Claus mucho mejor.

¿Qué es? En español

De esta forma pone a todo el pueblo de Halloween a trabajar, armando regalitos bizarros y secuestrado al gordo de barba. Y las consecuencias, como no puede ser de otra manera, serán catastróficas para los niños, para la Navidad y para el propio Jack. Sólo su secreta enamorada, Sally, una muñeca de trapo inspirada en el monstruo de Frankenstein, advertirá en vano de las consecuencias que se vienen.


Como Burton estaba comprometido con las Batman tuvo que delegar la dirección en Henry Selick, especialista en animación que también trabajaba para Disney. El proyecto tuvo sus demoras, previstas e imprevistas. En primer lugar, Disney archivó la idea de Burton por considerar la historia no apta para los más chiquitos. Una vez encarado el proyecto, fueron tres años de arduo y laborioso trabajo que rindieron sus frutos.

Escenas borradas

No al principio, ya que desde los cines no consiguió la aceptación popular a pesar de las excelentes críticas. Fue el video el que alimentó la leyenda, convirtiéndola en una pieza de culto de visión obligada en estas fechas.


A la impecable factura técnica, personajes que enamoran con sus morbosas características y una historia que une dos fechas muy caras para el niño escondido en nosotros, hay que sumarle un párrafo especial a la música. Graciosa, tétrica, pegadiza...hecha a medida de la estética propuesta por la imaginación de Burton. Como salida de una cajita musical fantasmagórica, entendemos el toque mágico cuando caemos en la cuenta que su responsable, Danny Elfman, es medio elfo, medio humano ;-).

“This Is Halloween”, por Marilyn Manson

Curiosidades varias: en la versión en inglés, la voz de Jack hablando es la de Chris Sarandon, y la de Danny Elfman al cantar. Si prestan atención se pueden apreciar varios Mickey Mouse escondidos, y un Pato Donald. Jack puede verse como capitán de un barco en Jim y el Durazno Gigante, del mismo dúo creativo. Y el apellido del esquelético protagonista, Skellington, fue usada como nombre de la productora de Burton- Selick. Para festejar el decimoquinto aniversario, fue estrenada recientemente una versión en 3-D.


ASÍ SÍ: Una maravilla por donde se la mire.


ASÍ NO: Disney, cómo no, recortó escenas que consideraba demasiado tétricas.




Ficha IMDB

1 comentarios:

julisn dijo...

y cuales son las escenas donde sale mickey mouse??