miércoles, 24 de diciembre de 2008

Editorial Navideña

Hay una sola fecha que respeto y en la que doy felicitaciones sinceras: los cumpleaños (siempre que recuerde cuando caen, je). Todas las demás trato de esquivarlas o soportarlas: los “días de” inventados para vender más, o las fiestas como éstas donde uno tiene que poner su mejor cara de simpático y derrochar falsedad para no quedar como un amargo.

Por eso no desearé felicidades con irresponsabilidad, pues los buenos deseos son algo que brindo todos los días a la gente que aprecio, sin necesidad de andar diciéndoselo (incluídos ustedes, queridos lectores). Sólo tengo tres cositas para expresar:


-A los que que creen sinceramente en todo esto: Feliz Navidad

-A los que piensan sólo en la joda, no sean forros: tomen moderadamente y no se descontrolen, que no tenemos porqué aguantarlos.

-Y a los enfermos, a los que perdieron a alguien recientemente, a los que están solos, o simplemente a aquellos que deben contener la respiración y soportar a familiares insufribles... a todos los que se ven obligados a sentarse a una mesa sin la más mínima gana, les digo: traten de soportarlo de la mejor manera. Sólo falta fin de año y ya está.

¡Salud!




PD: Vieron que cumplí con la promesa de colgar algo nuevo todos los dias. Ahora vamos a por el 31 de diciembre, pero para eso necesito que ustedes ayuden. Espero que por esta única vez dejen un comentario opinando sobre el blog o lo que ustedes quieran. ¡Quiero saber quiénes me leen y si están conformes!¡No se duerman!

Nos vemos mañana por la tarde con algunos regalitos navideños. Y ahora me voy a ver Gremlins, para levantar el ánimo.

0 comentarios: