domingo, 28 de diciembre de 2008

Noche de Paz, Noche de Muerte (Silent Night, Deadly Night, 1984)

Imáginense tener 5 años, y un abuelo en un psiquiátrico en estado catatónico desde hace mucho tiempo. Al visitarlo un 24 de diciembre por la tarde, éste despierta unos segundos para decirte que Santa Claus es malo y va a venir a castigarte. En el viaje de regreso, un criminal vestido de Santa detiene el coche, mata a tu padre y previo intento de violación, mata a tu madre, salvándose tu hermanito recién nacido y vos.

Acá no termina la cosa. Ambos acaban en un orfanato a cargo de monjas, con una madre superiora salida de la mismísima Edad Media. Y que te llena la cabeza con que el sexo es malo y donde practica la disciplina a base de castigos físicos. Y que cuando llega la Navidad, te obliga a sentarte en la falda de un tipo disfrazado de Santa.

Esperen, hay más. Por suerte, una de las monjas te proteje, y cuando llegás a los 18 años te consigue trabajo en la tienda de juguetes del pueblo. Todo parece felizmente encaminado hasta que al forro de tu jefe se le ocurre vestirte de Papá Noel para Navidad, y así realzar el espíritu festivo del negocio. ¿Cómo no se te van a pelar los cables?

Billy, el sexo es muy malo, y si te descubro haciendo algo cochino, te castro yo misma con los dientes, Frrr Frrr Frrr (sonido a lo Hannibal Lecter).

Billy recorrerá entonces el pueblo con un hacha en la mano, liquidando a todo el que se le cruce en el camino. El objetivo final, volver al orfanato y liquidar a la madre superiora.

Hay que reconocer que toda la previa a los asesinatos está muy bien narrada, mantiene el interés y hasta nos arranca una sonrisita incrédula al ver lo mal que le va a este chico en la vida. Pero llegado el momento de los asesinatos se torna bastante convencional, y las escenas concretas de los crímenes apenas llegan a generar suspenso.

¡Tomá! ¡Eso porque me trajiste un Playstation 2
y yo te pedí la 3! ¡Gordo canuto!


La película llegó a tener el éxito que tuvo entre los fanáticos gracias al escándalo que se armó durante su estreno. Cierto es que no fue la primera película con un Santa malévolo, pero para la conservadora época de Reagan el plato estaba servido, y la PTA (una asociación de padres y profesores frustrados sexualmente) pidió su levantamiento en las salas donde se proyectaba a base de protestas callejeras y al grito de ¡Vergüenza! ¡Vergüenza!.

¡Pero que lindo te queda el trajecito! Si venís a mi oficina, te muestro a Rodolfo.

Tri-Star, la distribuidora, cedió a la presión al cabo de seis días y otorgó sus derechos a una Compañía independiente que la reestrenó tiempo después con una difusión limitada. El alquiler en los videoclubs hizo el resto.

Algunos Trailers.

Por si con una no bastaba, se hicieron en total 5 partes. Para el 2008 se esperaba una remake, pero hasta el momento no hay noticias de ella.



ASÍ SÍ: Aunque no fue la primera, desató una ola de Santas malvados en el cine.


ASÍ NO: Todavía estoy esperando ver rodar la cabeza de la madre superiora.




Ficha IMDB

0 comentarios: