viernes, 13 de febrero de 2009

Sairen / Forbidden Siren (2006)

¿Cansados de ver películas japonesas de terror que repiten siempre la misma fórmula? ¿Hastiados de esos fantasmitas que para pedir ayuda te dan el susto de tu vida? ¿Y de los espectros de largos cabellos que te llaman por teléfono o se te aparecen mientras ves tu programa de TV favorito? En “Siren”, gracias a Dios, estas cosas no pasan. No estamos ante la Gran película, pero por lo menos resulta una bocanada fresca entre tanto clon de Sadako y familiares cercanos.

La historia está basada en el juego para Playstation 2 llamado “Siren 2”, y que salió a la venta casi al mismo tiempo que la película. Pertenece al género de survival-horror, cuyos títulos más representativos son las sagas de Resident Evil, Silent Hill o Project Zero. El videogame fue dirigido por Keiichiro Toyama, el mismo de la primera entrega de Silent Hill (los juegos con historias también necesitan ser dirigidos, como las películas), y recibió muy buenas críticas por parte de los jugadores más exigentes.

Imagen de uno de los juegos

En el film asistimos a la historia de una joven llamada Yuqui (interpretada por Yui Ichikawa, vista en Ju-on y su secuela), quien junto a su padre y su hermanito menor viajan a la isla Yame. Una isla con un pasado cargado de misterio y tragedia. En 1976, por ejemplo, todos sus habitantes desaparecieron misteriosamente; sólo uno fue encontrado vivo y al borde de la locura. También allí los norteamericanos enterraron a sus muertos luego de la Segunda Guerra Mundial. Una cosa más, los lugareños practican una religión con mucha carga ocultista y macabra.

Yuqui y su hermano llegan a la isla, ignorando que
el horror acecha en el aire

No es caperucita roja. Esta es mala de verdad

El arribo a la isla se debe a una especie de autismo que padece Hideo, el hermanito menor de Yuqui. Atendidos por el doctor Minamida, la estadía en un ambiente alejado de la locura de Tokio puede ayudar a revertir su padecimiento. Muy lentamente al principio, pero con mayor celeridad conforme la película avanza, los sucesos extraños arruinarán literalmente la vida de la adolescente. Personajes misteriosos aparecen para advertirle que no salga al escuchar por las noches el sonido de una sirena, enclavada en una torre en la colina más alta de la isla. Su tétrico sonido precede la aparición de criaturas que no quisiéramos cruzarnos ni a plena luz del día.

¿Quién dijo que las japonesas eran feas?
Yui Ichikawa destruye el mito


La película se separa bastante del argumento del juego, y aunque tenemos a los shibitos haciendo de las suyas, esto ocurre durante el climax final. El inesperado desenlace también le dá un giro interesante a la historia original (según las fuentes consultadas, ya que no tuve oportunidad de jugarlo). El problema de Sairen es la cantidad de situaciones que quedan a medio explicar y que a lo mejor se develan en el videogame. Estrategia de marketing o nó, como espectadores esperamos menos confusión de una película de este estilo.

Hideo asume que salir vivo de la isla no es un juego de niños

No obstante consigue interesantes climas, acompañados de algunas exageraciones propias de los nipones y sorpresas muy bienvenidas. Sin olvidar ese sonido de la sirena que hiela la sangre cada vez que inunda nuestros oídos. Revelar más sobre la historia podría representar amenaza de spoilers, así que acá corto.

Trailer


¡ASÍ SÍ!: ¡No hay fantasmas pelilargos! Buen desenlace.

¡ASÍ NO!: Le cuesta arrancar. Y cuando lo hace nos deja un montón de dudas.




Ficha IMDB

3 comentarios:

El nieto de don Jacques dijo...

Su servicio no solicitado de detalles al pedo pone en su conocimiento que el afiche que figura en el post está escrito en coreano.
Para su tranquilidad (si hubiera empezado a dudar) dice "Sairyen" nomás.

Anónimo dijo...

la maldicion de yamijima

Anónimo dijo...

desde que supe que la isla estaba maldita me asustes ver a yuri a esa maldita sirena que maldijo