viernes, 6 de febrero de 2009

Animados: Locura King-size

Tex Avery (1908-1980) se caracterizó por ser uno de los primeros en tomar la candidez de la obra de Disney, y hacerla explotar con un cartucho de dinamita (posiblemente marca ACME).

Trabajó para Walter Lantz (el creador de El pájaro loco) en los años 30, y posteriormente se cambió a Warner Bros donde le insuflaría nueva vida a los Looney Tunes. Animador, dibujante, director, y hasta doblador de voces, tuvo mucho que ver en la creación de cínicos y bizarros personajes que cambiaron la forma de ver los dibujos animados: el Pato Lucas, Bugs Bunny, Porky y Chilly Willy, entre otros.

Pero la mayoría coincide en que sus trabajos más delirantes, surrealistas, y hasta de mal gusto, los consiguió al abandonar la Warner por los estudios Metro- Goldwyn- Mayer, en los años 40. Allí Fred Quimby le brindó todos los medios económicos y absoluta libertad creativa para dar rienda suelta a su locura. De esta época son el perro Droopy y la ardilla Screwball “Screwy”.

El corto que les dejo a continuación es considerado uno de los más bizarros de este genial autor: King Size Canary, del año 1947. Está en inglés, aunque las líneas de diálogo no son abundantes.

Si lo tuyo no es el idioma de Shakespeare, bastará con que sepas que cuando el gato está a punto de comer al ratón, éste le indica que en el cuarto siguiente hay un apetitoso canario esperando ser devorado, y que antes de terminar el cortometraje le salvará la vida.

Aunque muchos ven referencias a la recién inaugurada guerra fría, el propio autor se encargó de dementir esa intencionalidad.




0 comentarios: