domingo, 1 de febrero de 2009

Minibios: Forrest Ackerman (1916-2008)

Les confieso que no soy una persona envidiosa. Raramente miro a mi alrededor y deseo lo que tiene otra persona, o lo que tuvo, como en este caso. Porque estamos hablando del fan perfecto, un individuo único, el tipo que consiguió lo que ninguno de nosotros, amantes del género fantástico, lograremos nunca en nuestras vidas.

Forry (así se hacía llamar por sus amigos) fue testigo privilegiado del nacimiento y desarrollo de la ciencia ficción contemporánea. Con sólo nueve años tuvo en sus manos la revista pionera del género, la que lo enamoraría según sus propias palabras y nunca más lo dejaría solo: Amazing Stories, la mítica publicación de Hugo Gernsback dedicada a la “cientificción” (tal la denominación por el año 1926 de los relatos de este tipo). Como un Dios que mira a las estrellas del universo nacer y morir, asistió al apogeo y desaparición de las publicaciones de la edad de oro: Science Wonder Stories y sus derivadas, Astounding Stories, Analog, Galaxy Science Fiction, y Magazine of Fantasy and Science Fiction. Dentro de este ambiente literario fue amigo, editor y agente literario de grandes escritores como Ray Bradbury, Isaac Asimov y L. Ron Hubbard.

Luciendo un traje futurista acude a la primera convención mundial de ciencia ficción, la WorldCon, el 4 de julio de 1939

Vivió en directo el estreno de clásicos del cine como el King Kong de 1933, Ultimátum a la Tierra y El Enigma de Otro Mundo. El estaba en las salas cuando se estrenaban las películas de Ray Harrihausen y George Pal, cuando Kubrik le regaló al mundo su 2001, cuando Spielberg saltaba a la fama con Encuentros Cercanos... y George Lucas pasaba a la historia con Star Wars. Alien, Terminator y todas sus secuelas, Contacto, ID4 y Jurassic Park, hasta el King Kong de Peter Jackson y su Señor de los Anillos, este ser privilegiado lo vió TODO.

Fotografiado en su biblioteca para la revista Life, año 1951

También tuvo el privilegio de seguir la historia de las series de tv hasta nuestros días: Desde la ultaclásica Twilight Zone, pasando por The Outer Limits en todas sus versiones, hasta cada una de las sagas originadas por Star Trek. Disfrutó de las producciones de Irwin Allen (Viaje al Fondo del Mar, El túnel del Tiempo, Tierra de Gigantes y Perdidos en el Espacio), y de la extensa Dr Who. Presenció la televisación de la Galáctica clásica y de la excelente remake moderna (cuyos últimos capítulos se perderá por poco tiempo). A la lista hay que sumar la ochentera V Invasión Extraterrestre y la más moderna Expedientes X, hasta llegar a las modernas Primeval, Masters of Science Fiction, Heroes y Lost. Estamos hablando de un enorme período de tiempo.

Tres monstruos de verdad: Ackerman, Ray Harryhausen y Ray Bradbury en la Comic-Con del 2005

Sus amigos fueron personas que sólo veremos en fotos o la tele: Ray Bradbury, George Lucas, Stephen King, Steven Spielberg, Joe Dante, John Landis, Ray Harrihausen, George Pal, Fritz Lang, Bela Lugosi, Vincent Price, Dick Smith, y muchos, muchos personajes perteneciente al ambiente de la ciencia ficción y el terror.

"Y Bela Lugosi me dijo: que lindo cuello que tienes, Forry..."

Pero no sólo fue fan, coleccionista de premios, embajador del género alrededor del mundo, colaborador del primer fanzine de la historia, defensor del esperanto y asiduo asistente a convenciones. También dejó su marca como escritor de numerosos relatos. Creó la primera revista especializada sobre películas del género: Famous Monsters of Filmland, publicada entre 1958 y 1983 y que sirvió de inspiración a todas las revistas modernas (las norteamericanas Fangoria y Starlog, la española 2000 maníacos, la argentina La Cosa, y muchas más). En 1954 inventa el término “Sci-fi” para referirse al género (luego de escuchar hablar acerca del nuevo sistema de sonido Hi-fi o Alta Fidelidad). Erróneamente muchos medios desinformados le atribuyen la creación del término “ciencia ficción”, que fuera usado originalmente por William Wilson en 1851 y popularizado por Gernsback en su revista Science Wonder Stories en 1929. Su aporte al mundo de la historieta provino de la creación de una morocha que aún dá que hablar: Vampirella, la chupasangre extraterrestre que se niega a matar humanos y que fuera dibujada por originalmente por Frank Frazetta.

Vampi, por Frazetta

Y si todo esto no basta para envidiar sanamente a este privilegiado de la vida, lúcido hasta el último día, debemos saber que era dueño de la mayor colección de objetos relacionados con la ciencia ficción y el terror. Tan grande era (llegó a poseer unos 300.000 objetos) que tuvo que habilitar 18 habitaciones de su mansión ubicada en Los Ángeles para ubicar este material. Nacía así la Ackermansión, especie de museo de la sci-fi, y lugar de visita obligada de más de 50000 fanáticos. A los miles de libros, cintas originales y pósters de películas hay que agregarle cosas tales como: maquetas usadas en las películas de Harryhausen, las orejas puntiagudas que Spock lucía en la Star Treck original, el plato de papel que hizo Ed Wood para Plan 9 From Outer Space, la capa del siniestro Bela Lugosi del Drácula de Tod Browning (1931), un pterodáctilo utilizado en El Mundo Perdido de 1925, la ropa que vistió Boris Karloff en Frankenstein, ¡y María, el robot feménino de la legendaria película de 1927, Metropolis, de Fritz Lang!

Forrest posa junto a un guante de hule
que olvidó el servicio de limpieza (año 1990)


Tras un largo juicio contra su anterior socio, Ray Ferry, debió vender la mayor parte de su colección. Ganó el juicio, pero los elevados gastos en abogados lo dejó al borde de la quiebra. (Información extraída de estos sitios: popular1 y boingboing)

Se muda entonces con lo que salvó a otra residencia denominada la “mini-Ackermansion”. Con la salud deteriorada y a los 92 años muere de un paro cardíaco. Era el 4 de diciembre del 2008.

Se fue una leyenda. Se fue el fanático que todos queremos ser. La única persona que envidié. Bye, “4e”.

Si quieren saber más sobre Famous Monsters... lean el primer comentario.


Visita a la Ackermansion (1986)

Otra visita parte 1 (1998)

Otra visita parte 2 (1998)

Otra visita parte 3 (1998)

Forrest J Ackerman recibe un lugar en The Horror Hall of Fame.
Presentado por John Landis, Rick Baker, y Joe Dante (1990)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Famous monsters of filmland completa:

http://rapidshare.com/files/152817851/famousmonsters01.rar.html
http://rapidshare.com/files/152822690/famousmonsters02.rar.html
http://rapidshare.com/files/152826156/famousmonsters03.rar.html
http://rapidshare.com/files/152829875/famousmonsters04.rar.html
http://rapidshare.com/files/152833390/famousmonsters05.rar.html

Anónimo dijo...

Aclaración al comentario anterior:

NO es la colección completa. Pero hay una buena cantidad de números como para regocijarse. Están en inglés, por supuesto.