lunes, 25 de mayo de 2009

5 de: Asiáticas sexys más malas que la mierda

Con este título están demás los comentarios. Sólo agregar que no me gustaría encontrarlas en uno de "esos" días.


La chica policía del yo-yo (Yoyo Girlcop, 2006)
Una adolescente más mala que Hannibal Lecter es deportada a Japón tras ser descubierta viviendo ilegalmente en los EEUU. Hija de una madre alcohólica y ex-agente secreta, será reclutada a la fuerza por un policía con pata de palo, que salvará a su progenitora de la cárcel si decide colaborar en un caso bastante complicado. Deberá calzarse un traje de marinerita e infiltrarse en un colegio secundario a fin de desbaratar a una banda especializada en hacer volar estudiantes con explosivos. Su única arma: un yo-yo que ya querría James Bond para pasar el rato. Ridícula como suena, pero cargada de buenos momentos. La opción ideal para llenar una tarde aburrida y reflexionar sobre los peligros de la banda ancha.


The machine girl (Kataude mashin gâru, 2008)
A ésta ya le dediqué una entrada en el presente blog, brindándole una generosa cantidad de neuronas. Merecidas por cierto, al tratarse de una exagerada historia de venganza y muerte. Amy es una joven que ve morir a su hermano tras ser atacado por un grupo de adolescentes. A partir de allí buscará a los responsables para darle su merecido. El problema es que no siempre todo le saldrá bien: en algún momento perderá un brazo completo, el cual será reemplazado por una ametralladora. Una de las comedias gore de la década, como sólo los japoneses pueden maquinar. Indispensable el uso de un impermeable para evitar manchas permanentes.

The Girls Rebel Force of Competitive Swimmers (2007)
Colegialas lesbianas en traje de baño luchando contra zombies. ¿Qué más se puede agregar? A la cabeza tenemos una chica mala, muy mala, con un pasado oscuro que explica su determinación a la hora de liquidar a las criaturas asesinas. Los zombies son del estilo “21 días después”: no son muertos, sinó personas infectadas con una extraña sustancia. Las muchachas del equipo de natación son inmunes a sus efectos ¡gracias al cloro de la pileta de natación! Hay abundante sexo gratuito: colas chatas, pechos interesantes, y una escena entre chicas que pondrá en aprietos a más de uno.

Chanbara Beauty (Oneechanbara: The Movie, 2008)
Directamente de las consolas de videojuegos llega Aya, una bonita japonesa que en bikini y luciendo botas y sombrero de cowboy se dedica a matar zombies con su espada mágica. Además la acompaña una motoquera que no duda en repartir tiros a diestra y siniestra, y otras chicas más con atuendos fetichistas pero del lado de los malos. Es probable que le dedique muy pronto una entrada a este film, por lo que no revelaré nada más por el momento.


Azumi (Azumi, 2003)
Azumi es la única mujer de un grupo de jóvenes recluídos en un valle aislado del mundo. Allí son entrenados para convertirse en guerreros asesinos, pero hasta que llega el momento de enfrentarse a su primera misión todo es vivido con algarabía y despreocupación. Guiados por un maestro insensible y cruel, deberán eliminar a tres señores de la guerra que hundirán al Japón Feudal en un caos devastador. Acrobacias imposibles, batallas multitudinarias y cantidades industriales de sangre son algunas de las virtudes de esta pequeña joya del cine de artes marciales. La película adapta el multipremiado manga de Yü Koyama, publicado en el año 1994. Hay que ver lo que hace esta jovencita con su espada. La gran recomendada de hoy.