miércoles, 25 de marzo de 2009

La Semilla del Mal /aka La Profecía del No Nacido (The Unborn, 2009)

Otra película inspirada en un film asiático, o casi. Por lo menos existió uno de origen tailandés y con el mismo nombre (conocido también como La Madre, 2003), y que aunque sólo parecen tener en común la aparición de fantasmas y un embarazo como detonante, seguro que le gana a la que hoy comentamos en todos los aspectos.

Porque este producto para principiantes es muy fácil de superar. Claro engendro destinado al mercado de adolescentes que recién se inician en el género de los gritos y los sobresaltos. El resto, gente curtida en esto de los fantasmas y demonios agresivos, sólo esperamos ansiosos la hora de los títulos finales.

Lo que me recomendó el médico...

Una historia que roba de muchas otras, desde La Llamada hasta El Exorcista, y que no brinda ni sorpresas ni sustos legítimos. Algo raro proveniente de su director, David S. Goyer, un tipo que mostró cierta calidad al coescribir con Nolan el guión de The Dark Knight, pero que no destacó al dirigir la tercera entrega del cazavampiros Blade.

Gary y Odette, practicando para Operación Triunfo el tema de Titanic. A lo mejor les va mejor que con esta peli...

Ahondando en los créditos descubrimos el nombre de Michael Bay como productor, y ahí entendemos algunas cosas desafortunadas, como el final plagado de pirotecnia visual y carente del clima que se espera en un film de terror. Y es que la gente que viene del cine de acción (Bay dirigió Armageddon, Pearl Harbor y Transformers) ha demostrado no tener idea sobre lo que es preparar un buen susto. Tal como pasó con De Bont en La Maldición (The Haunting, 1999), y Steve Beck en 13 fantasmas (Thir13en Ghosts, 2001).

No quisiera despertarme hoy a la noche
con esto frente a mis ojos


La historia es la siguiente, y cuidado que voy a contar detalles que pueden arruinar las casi inexistentes sorpresas del guión (cuento con que nadie se enojará con esto, si es que deciden verla después de leer mis comentarios). Casey Beldon es una joven perseguida por un espectro de día y acosada por extraños sueños de noche (el perro con la máscara es el único acierto). Lo que al principio parece ser el fantasma de su hermano gemelo muerto durante el embarazo de su madre (breve aparición de Carla Gugino), termina siendo un demonio del tipo dybbuk. El alma de un niño fallecido en Auschwitz y que fue expulsado del cielo, y que busca nacer una y otra vez a través de sucesivas generaciones. Casey contará con la ayuda de su novio, de una amiga, y de un especialista judío en temas paranormales para detener los ataques.

Trailer

Aún me pregunto que llevó a Gary Oldman a aceptar este papel sin gracia y sin futuro. Seguramente ya lo habrá exorcisado de su curriculum. El único aliciente que rescato y sólo disfrutable por la teleplatea heterosexual masculina es la participación de la hermosa Odette Yustman (la chica que debía ser rescatada en Cloverfield), una belleza en la onda de Megan Fox y cuyas nalgas debidamente expuestas en el póster promocional nos advierten que será lo único digno de ver en este film.


¡ASÍ SÍ!: Odette Yustman, que no actúa bien pero que está buenísima (¡ atrás feministas !). Es la primera vez que se ve en detalle un exorcismo judío. ¿Cuánto de realidad hay en lo que se muestra?

¡ASÍ NO!: Película de manual, con todo lo que no hay que hacer para asustar.



Ficha IMDB

0 comentarios: