jueves, 26 de agosto de 2010

Depredadores (Predators, 2010)

Neurona Muerta: Gracias por prestarte a este reportaje imaginario.

Nimrod Antal: De nada.

NM: Una nueva entrega de la saga Depredador, y de la mano de Robert Rodriguez en la producción.

NA: Sí, Robert es fanático como yo de la criatura y no quiso perder la oportunidad de dejar su huella en el universo Depredador.

(Robert Rodriguez pasa casualmente por el lugar y se suma a la charla)

Robert Rodriguez: Después de hacerme conocido con “El Mariachi”, los estudios Fox me contactaron para que escribiera un guión sobre la saga. Así que en 1994 imaginé una historia que respetara el espíritu de la original, esa mezcla híbrida de película de acción a lo “Comando”, que de a poco va transformándose en una de ciencia ficción con elementos de “Alien el octavo pasajero”.


NM: ¿Y qué pasó con ese guión?

RR: Me lo pagaron, y quedó archivado en algún cajón oscuro y mohoso (risas).

NM: ¿Cómo es que llega a la gran pantalla, después de tanto tiempo?

RR: En 2009 unos ejecutivos de Twentieh Century Fox se presentaron ante mí y Elizabeth Avellán, con quien fundamos la productora Troublemaker Studios, diciendo que querían hacer una nueva película sobre Depredador, y que habían encontrado mi guión. Que con algunos pequeños cambios sería la película perfecta para revivir la franquicia en cine.


NM: ¿Por qué no la dirigiste?

RR: Ya estaba comprometido con otros proyectos. Además, mis funciones dentro del estudio me impedían cumplir con los plazos impuestos por la Fox. Así que decidí cumplir roles estrictamente de producción. Y resultó ser una experiencia muy fructífera. Ahora sé que podré darle vida a otros proyectos que me interesan mucho y que no puedo dirigir.

NM: Cuéntenme un poco el argumento.

NA: Un grupo muy especial de seres humanos son transportados al planeta de los depredadores para ser cazados. Digo especiales porque han sido seleccionados para hacer más desafiante la partida de caza: tenemos un yakuza, mercenarios, condenados a muerte, asesinos... Este grupo de gente linda deberá luchar contra los depredadores y sus mascotas, además de tener que hacer frenta a las peores miserias de la naturaleza humana.


NM: Así contada parece una historia madura, innovadora...


NA: Esa fue la intención.

NM: Pues no es la película que yo ví.

(Silencio escéptico)

NM: ¿Cuánto de tu guión original conservó esta versión?

RR: La base es prácticamente la misma: un grupo de personas que es trasladada al planeta de los extraterrestres para ser cazadas, un sitio con abundancia de selvas. Por ello no es casual que hayan sentido atracción por las junglas terrestres en la primera entrega.


NM: Sí, es coherente. Y además es lo que más me gustó de Predators. Ese regreso a las fuentes, con el mismo telón de fondo. Trae gratos recuerdos, aunque no esté Arnold.

RR: Una aclaración. En ningún momento tenemos la certeza de que el planeta donde se desarrolla la acción sea el originario de los depredadores. Es un dato importante.

NA: Retomo lo que decías. No está Arnold, pero el elenco es soberbio. Al frente tenemos a Adrien Brody. Muchos no estuvieron de acuerdo con nuestra decisión, pero al final demostró estar a la altura del personaje que encarnó. Sobre todo porque no buscamos que compitiera con el “Dutch” de Schwarzenegger. Hubiese forzado una comparación desagradable para todos, por ello el perfil de Royce es totalmente opuesto.


RR: Para el resto buscamos gente de enorme talento, que el público además recordara. Cuando les dijimos que iban a trabajar en una película de Depredador nueva, diferente y arriesgada, acudieron corriendo.

NM: Quisiera escucharlos hoy con la película ya estrenada, a ver si actuarían igual...

RR: ¿Porqué dices eso?

NM: Ya haré mi descargo. Continúa.

RR: Mmmm. Bueno. También actúan Laurence Fishburne, visto en la trilogía Matrix, Topher Grace de Spiderman 3, Alice Braga de Soy Leyenda, Walton Goggins de la serie de tv The Shield, y Danny Trejo, que no necesita presentación.

NM: Por supuesto...

RR: Bien, espero tu opinión.

NM: Empiezo por lo que me gustó. Como ya les dije, recrear el ambiente selvático me retrotrajo a la película de los ochentas, y creo que el clima agobiante está muy bien logrado. Por cierto, ¿donde filmaron?

NA: En Hawaii y en los estudio de Troublemaker en Tejas.


NM: La idea de trasladar la acción a otro mundo también es fascinante, aunque la mayor parte del tiempo parezca la Tierra. Y la banda sonora es contundente, muy similar a la de Alan Silvestri. Un gran logro.

NA: John Debney quiso respetar el espíritu del excelente trabajo de Alan, y lo hizo muy bien.

NM: El presentar dos especies de depredadores sumaba mucha expectativa. Lástima que todo queda en promesas que nunca se desarrollan. Pero lo peor, a mi parecer, es lo que hicieron con los personajes y la historia. Un pobrísimo trabajo de guión...

RR: Los guionistas fueron Alex Litvak y Michael Finch.

NM: Bueno, no los contrates más. Arruinaron tu trabajo.

RR: ¿Por qué?

NM: Se vé que la asignatura “diálogos” la aprobaron de lástima cuando estudiaron. ¡Dan pena! ¡Algunos personajes ni llegan a decir dos líneas coherentes antes de morir!


RR: Tampoco quisimos hacer “El Padrino” de los depredadores...

NM: Pero un poquito de esfuerzo siempre se agradece. Si un personaje no habla, o dice tonterías, nunca llega a generar la empatía necesaria para dotar a la historia de fuerza. Se transforma en un títere que sólo rellena huecos. Hasta la mejor clase B sabe aprovechar eso mucho mejor que tus guionistas. Pero lo peor es la acción. Cuando todo es previsible, cuando no ocurre nada que de tanto en tanto sorprenda, cuando sabemos quién va a morir y cómo va a actuar el personaje que tiene toda la atención, la película aburre. Los primeros minutos zafan porque aún no sabemos bien lo que pasa. Pero posteriormente, ninguno de los recursos utilizados ayudan a levantar la historia. No porque sean malos, sinó porque están muy mal aprovechados. Y eso no se puede dejar pasar.

RR: La próxima vez te llamo a tí para que escribas los guiones de mis películas...


NM: Seguramente te hubiese dado mejores ideas para hacer lucir a los personajes. Mientras la veía pensaba, ¿porqué no hicieron que pasara ésto o lo otro?

NA: Sólo falta que digas que los efectos especiales fueron insuficientes...

NM: No. Eso no lo critico. Se nota que es una película económica, pero también lo era la Predator original. Los efectos son escasos, pero correctos.

NA: ¡Cállate, estafador!

NM: ¿Cómo?...

NA: Estafador. Nos enteramos que lo que haces con estos reportajes ficticios ya lo hicieron otros mucho antes. Stan Lauryssens por ejemplo.


NM: Primero, nunca dije que lo de los reportajes imaginarios fueran idea original mía. Y ese tipo engañaba a la gente. El le hacía creer a todos que sí había hecho las entrevistas con los famosos, que había charlado cara a cara. Yo siempre aclaro que nunca estuve con ustedes, como ahora no estamos discutiendo.

RR: Nanananananananana, no te escucho...

NM: Aparte era un estafador. Hizo una pequeña fortuna con falsificaciones de Dalí. Yo sólo soy un ignoto bloguero que se maneja en transporte público porque mi sueldo no alcanza para comprar un auto.


Trailer

NA: ¡Perdedor!

NM: ¡Aprende a dirigir!

RR: ¡El señor critica guiones y nunca escribió nada!

NM: ¡Lo que hiciste en From Dusk Till Dawn apestaba!

(La discusión continuó subiendo de tono durante la siguiente media hora. Finalmente nos fuimos a tomar un café a la casa de Robert y nos cagamos de risa viendo Poultrygeist, la de los pollos zombies).



¡ASÍ SÍ!: Algo mejor que cualquiera de las Alien vs Predator, pero no mucho. Brody es el único que pasa la prueba gracias a su oficio.

¡ASÍ NO!: Parece escrita para los ladrones de Asylum.




2 comentarios:

Joe dijo...

buena nota, al fin me hice el blog.
Pasate gerard!!!

Anónimo dijo...

Le hubiese puesto 3 nueronas. Igual esperemos una próxima entrega que me parece que viene, o no? No le preguntaste eso. Me gusta la entrevista, por que los traés a los tipos estos a discutir al llano y los podés bardear sin sutil y ácidamente, como lo hacés, y en la cara... Abrazo...