lunes, 10 de octubre de 2011

AC: Ron Cobb

Veterano de treinta años de diseño cinematográfico, este californiano nacido en 1937 empezó en el negocio del cine un poco por casualidad. Él se ganaba la vida realizando ilustraciones de ciencia ficción, carpetas de discos y dibujando chistes políticos con una fuerte carga ecologista para la LA Free Press.

Su amigo Dan O'Bannon le pidió ayuda para diseñar una nave espacial para la película Dark Star (1974), y se inició así una relación que le llevaría a trabajar en Star Wars (1977) diseñando alienígenas para la escena de la cantina. Posteriormente le implicaría también en los diseños de Alien (1978). Y el resto es historia.


Su excelente trabajo, derivado de su vocación frustrada de ingeniero, le hace enfocar el diseño de forma realista y creíble. Sus naves espaciales contemplan espacios para motores, bodegas de carga, camarotes, etc. Casi podrían decirse que se pueden construir de verdad, que las naves del futuro serán así. Esa mentalidad férreamente realista es la que le impidió concebir un alien digno de tal nombre para esa película ya que todo lo que diseñaba era demasiado familiar, demasiado conocido, y ocasionó que desecharan sus diseños en beneficio de Giger.

Aunque siempre se le llama para diseñar máquinas, su mente rigurosa y precisa le sirve para enfocar cualquier tipo de problema de diseño, desde la concepción de una imaginería bárbara para Conan the barbarian (1981), hasta hacer verosímiles los robots "transformers" de Robot Jox (1990), pasando por la concepción más o menos celestial de los ovnis de Close Encounters of the Third Kind (1977).

En 1982 se le llamaría para diseñar las naves de The Last Starfighter (1984). Las naves espaciales de la película estaban completamente generadas por computadora, y Cobb inició aquí una relación con las computadoras que culminaría en la realización de un juego llamado Rocket Science, basado en un guión cinematográfico escrito por él.

Interesado en la dirección desde sus primeros pasos en el mundo del cine, estuvo a punto de dirigir la primera película de Indiana Jones, Raiders of the Lost Ark, 1981, cuando sólo era una película de bajo presupuesto. Acabaría realizando algunos diseños para ella y posponiendo para una mejor ocasión sus ambiciones como director.

Su nombre además está asociado a películas como Back to the Future (1985, él convirtió al Delorean en una máquina del tiempo), The Abysm (1989), Leviathan (1989), Total Recall (1990), y True Lies (1994).

Fuente: Alien la saga cinematográfica (Díaz/Díaz Maroto).



Alien (1979)














Aliens (1986)






Raiders of the Lost Ark, 1981





Dark Star (1974)



The Last Starfighter (1984)




Star Wars (1977)




Conan the barbarian (1981)









Back to the Future (1985)




0 comentarios: