domingo, 6 de marzo de 2011

Momentos imborrables: Al Final de la Escalera (1980)

The Changeling es un clásico del cine de terror dirigido por Peter Medak y protagonizado por George C. Scott. Cuenta la historia de un compositor que acaba de perder a su familia en un trágico accidente y a raíz de lo cual decide recluirse en un enorme caserón. Lo que ignora es que la casa está habitada por alguien más, alguien que está muerto. Al parecer su estado de ánimo sirve de llave para conectar con un alma atormentada que clama por justicia. La siguiente escena, vista fuera de contexto, tal vez no le haga suficiente justicia, por eso ya mismo rastreen la película para verla completa. Un excelente ejemplo de cómo asustar sin efectos especiales ni ruidos que aturdan. Sólo con una pelotita...


1 comentarios:

Sebastián Cabrol dijo...

Es cierto, esta película merece un alto puntaje en la lista de buen terror de los 70 y 80 (junto con The entity; The thing y the legend of the hell house)una parte muy buena, y que siempre funciona a juzgar por el exorcista y sexto sentido, es la que George scott escucha la cinta de la sesión espiritista. aunque decae un poco una vez que ya sabemos cual es el misterio de los sonidos. véanla que no se van a arrepentir.