sábado, 19 de marzo de 2011

Las hadas de Richard Doyle

Si hubo una época propicia para plasmar el "mundo diminuto" en imágenes, esa fue la victoriana. Richard Doyle es recordado hoy como uno de los principales ilustradores de hadas y duendes de esa mágica era. Nació en Londres en 1824, y murió en 1883 a la edad de 59 años. Aunque se especializó en caricaturas políticas para la revista Punch, sus principales trabajos los realizó en el campo de las ilustraciones para libros infantiles.

Durante su educación en el hogar, Doyle iba a menudo a la casa de “Hilton“, un famoso pintor, cuya obra le afectó profundamente. Sin embargo, fue Joseph Swain quien más influyó en su obra mediante la introducción de Richard en el secreto del dibujo y grabado en madera.

Se dice que Doyle estaba muy a menudo descontento con su trabajo y se sentía frustrado. Los hermanos Dalziel, que grabaron la mayor parte del trabajo de Doyle, le indicaron en una ocasión que su obra era extraña y misteriosa. En un arrebato, Richard Doyle estuvo a punto de destruir todos los dibujos antes de que entraran en prensa.

Comenzó su trabajo en Punch en 1843 a la edad de 19. En esta revista hizo importantes contribuciones, incluyendo la portada que más tarde se haría famosa y que se utilizaría durante más de un siglo (desde 1849 hasta 1954). También en este tiempo, ilustraría The Fairy Ring: A New Collection of Popular Tales, publicado en 1846.

En 1850, Doyle dejó Punch, ya que su educación católica no le permitía aguantar los ataques de la revista contra el papado y la iglesia. A partir de ese momento, abandonó sus ilustraciones políticas humorísticas y se centró principalmente en la pintura de acuarelas. Se especializó en las ilustraciones de cuentos de hadas, por las que sería reconocido por sus contemporáneos.

Muchas de sus obras fueron publicadas póstumamente entre 1884 y 1897. Clic para ampliar las imágenes.





















Si el apellido les suena conocido hay una razón. Arthur Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes, fue sobrino de Richard.

Pueden acceder a varios libros online de este magnifico ilustrador a través de la página de la Universidad de Florida, haciendo clic aquí.

3 comentarios:

Lleonard Pler dijo...

Preciosa entrada, gracias.

Sebastián Cabrol dijo...

muy buena atmósfera; algo pagano que no aparece en sarah kay o en las hadas mas modernas.

maldoror dijo...

Muy placentero. Es hermoso ver ilustraciones de esa época: Doré, Grandville. Había una cualidad 'flou' o difuminado, muy particular de los ingleses.