jueves, 15 de enero de 2009

Figuritas: Marte Ataca (Sobre 2)

La colección de figuritas "Mars Attacks!" fué editada en USA por The Topps Company, Inc. en agosto de 1962. Constaba de 55 tarjetas y se vendían en sobres que contenían una goma de mascar y 5 figuritas, a sólo 5 centavos.

La figurita 11 “Destroy the city” fue censurada en Argentina y no formó parte del set. Aquí la ofrecemos sin alterar la numeración de la versión local.

Y aumentamos de 6 a 8 figuritas por sobre.










The flying saucers descended, landing on the outskirts of the city. Carrying powerful atomic weapons, the invaders stalked through the streets. Citizens trying to hide were wiped out with one blast from the alien heat guns. The Martians set about destroying the city... burning the homes, the schools and the factories. All vehicles were demolished and communications were completely disrupted. Those that survived lived in a nightmare world, afraid to wander outdoors and yet facing starvation if they remained locked in their basements. Once all the property had been destroyed, the Martians continued patrolling the city, gunning down any stray survivors without mercy.








Mars Attacks logos and images (TM) & Copyright (c) of The Topps Co., Inc.

1 comentarios:

El nieto de don Jacques dijo...

Nueva entrega de su traductor no solicitado, el texto de la figurita Nº 11 "Destruyan la ciudad" es más o menos el siguiente:

Los platos voladores descendieron, aterrizando en las afueras de la ciudad. Llevando poderosas armas atómicas, los invasores avanzaron siniestramente por las calles. Los ciudadanos que trataban de esconderse fueron eliminados con un disparo de las pistolas de calor alienígenas. Los marcianos destruyendo la ciudad... quemando las casas, las escuelas y las fábricas. Todos los vehículos fueron destruidos y las comunicaciones totalmente interrumpidas. Aquellos que sobrevivieron se encontraron en un mundo de pesadilla, temerosos de asomarse y enfrentando la inanición si permanecían encerrados en sus sótanos. Cuando todas las propiedades fueron destruidas, los marcianos continuaron patrullando las calles, abatiendo sin piedad a cualquier sobreviviente extraviado.