domingo, 11 de enero de 2009

El Tren de la Carne de Medianoche (The Midnight Meat Train, 2008)

Si la fotografía es tu trabajo o simplemente una afición, ojo con sacar fotos en la vía pública. Uno nunca sabe quién se esconde detrás de la persona elegida para el retrato. Sobre todo si es un tipo corpulento con cara de nada y vestido pulcramente. Aquel que aparenta ser un vulgar oficinista regresando a su hogar con cara de tedio puede esconder un sádico asesino que primero mata a mazasos a sus víctimas y después las abre como a una res.

Esto es lo que descubre Leon (Bradley Cooper, más conocido por su personaje de Will Tippin en la serie Alias), un fotográfo que no consigue progresar en su carrera y que está al borde de la bancarrota. Impulsado por una famosa y déspota curadora de arte interpretada por Brooke Shields que le promete la participación en una exposición importante (¿está muy flaca esta mujer o me parece?), deberá salir de noche a retratar lo peor de New York.

El destino lo enfrentará a un ignoto carnicero en los subterráneos de la gran manzana, responsable de la desaparición sistemática de personas desde varios años atrás. La falta de respuesta de la policía lo sumergirá en un obsesivo juego del gato y el ratón, persiguiendo a este sujeto en busca de pruebas y siendo víctima de sus siniestros designios.

Brooke está para interpretar a la criatura que cierra la película REC

La historia está basada en un cuento corto del reconocido escritor británico Clive Barker (responsable de Hellraiser), y extraído de su mejor colección de relatos: Books of Blood. La dirigió el japonés Ryuhei Kitamura, cuya obra más popular es Azumi, la historia de una huérfana convertida en despiadada guerrera en pleno Japón feudal.

¿Compartirías el vagón con alguien así?

Las diferencias con el cuento son varias, algo que desagradó a los fans del escritor y que cosechó despiadadas críticas en muchos blogs. Mientras que en el texto la historia es seguida a través de los ojos del protagonista (oficinista en lugar de fotógrafo) y lo que es más importante, también del asesino, en la película sólo nos quedamos con el punto de vista del primero. Optando por una estructura convencional, el film estira la idea (demasiado, a mi parecer, en su segunda mitad) agregando personajes extras como la mujer de Leon, y situaciones inventadas con mayor o menor fortuna.

El carnicero, molesto por las interrupciones

Lo que no podemos negarle es que el clima de soledad nocturna y amenza latente está bien logrado, sobre todo en la primera hora, con unas tomas alrededor de los vagones del subterráneo que impresionan por lo bien filmadas. Hay escenas gore, por supuesto, algunas hasta involuntariamente graciosas como la del ojo saltando hacia el espectador en uno de los primeros martillazos, pero sin abusar como es la moda hoy en día.

Trailer

Para cuando llega el final, algunos podrán sentirlo fuera de lugar, pero todo tiene una explicación que la película omite dar en detalle. Para entender las intenciones hay que leer el cuento, que explica claramente el móvil de tanta carnicería subterránea.


¡ASÍ SÍ!: Buena opción para los amantes de la sangre, acompañada de una historia simple pero interesante. Muy bien Vinnie Jones, componiendo un asesino que no necesita de máscaras para asustar.

¡ASÍ NO!: Para los que defenestraron al director por su falta de fidelidad a la obra original: ¿no vieron quién la produjo? Clive Barker en persona, avalando esta adaptación.



Ficha IMDB

El cuento pueden leerlo aquí.

1 comentarios:

George dijo...

Y... siempre Clive Barker avala las adaptaciones de sus cuentos y novelas e incluso las dirige, pero no siempre logrando un resultado interesante. Para mi gusto es mejor escritor que director o productor. Igualmente después de tu crítica voy a ver la película sin prejuicios.
Muy bueno el blog, que ya se me está haciendo un lugar de visita obligada aunque sea la primera vez que comento.