domingo, 5 de octubre de 2008

El fin de los tiempos (The Happening – 2008)


No resulta tan mala si la comparamos con las últimas producciones de Night Shyamalan, que había tenido un promisorio arranque con Sexto Sentido (The Sixth Sense, 1999) y El Protegido (Unbreakable, 2000), aunque éstas no fueran sus primeras películas. Después de la aburrida Señales (Signs, 2002), la mal filmada La Aldea (The Village, 2004), y la casi absurda La Dama del Agua (Lady in the Water, 2006), el director recupera la cordura y el buen pulso que marcaron las dos primeras.

Esto no significa que estemos ante una joyita, no, pero hay que reconocer que se sigue con mucha atención y que logra plasmar unas imágenes de siniestra belleza. Los conflictos personales de los protagonistas, punto débil o fuerte según la película que consideremos, son correctos y no hacen demasiado ruido en la trama general.

Todo comienza una mañana en el Central Park de Nueva York. La gente, sin que medien motivos, empieza a suicidarse en masa. El problema se expande de forma acelerada por toda la costa Este de EEUU. Elliot Moore (Mark Wahlberg), profesor de ciencias de una escuela secundaria de Filadelfia, decide emigrar con su esposa Alma (Zooey Deschanel), su colega Julian (John Leguizamo) y la hija de este de ocho años de edad, Jess (Ashlyn Sanchez), hacia el oeste del país. Las cosas se complican cuando el tren que los traslada queda varado en el centro de la zona de peligro, en un pueblito perdido en medio de la nada.

¿Qué provoca tal catástrofe? ¿Es un ataque terrorista con agentes neurotóxicos? Debo decir que apenas estrenada en los cines me enojé mucho con los críticos, especialmente con Catalina Dugli, ya que todos revelaban el origen de tales comportamientos. Por suerte para ellos, la sopa fría que se mandaron es revelada a la media hora de película. Si hubiese sido sobre el final de la misma, el resto de esta entrada hubiese sido un compendio de todos los insultos conocidos sobre este planeta y el resto de la galaxia.

Esperemos que Shamalan vuelva a ser el de antes. Por lo pronto, su último trabajo resulta interesante y con momentos de tensión perfectamente logrados sin hacer uso de grandes efectos especiales.


¡ASÍ SÍ!: Con secuencias que Hitchcock hubiera disfrutado.

¡ASÍ NO!: La idea central y la explicación pseudocientífica puede no ser muy convincente. La conducta forzada de algunos personajes.




Ficha IMDB

1 comentarios:

juan pablo dijo...

che, malisima la peli, no le doy ni 1 neurona