miércoles, 1 de octubre de 2008

The Fall – 2006


Si les nombro al director Tarsem Singh, seguramente se encogerán de hombros en señal de indiferencia. Su nombre no es conocido, principalmente porque sus trabajos se circunscriben al mundo de los videoclips y la publicidad. Pero si les tiro que “Losing my Religion” del grupo REM es un trabajo suyo, la cosa se pone interesante. Nacido en India pero radicado en EEUU, tiene solo un antecedente cinematográfico que refleja perfectamente su estilo. La Celda (The Cell, 2000), thriller protagonizado por Jennifer Lopez, es recordada no tanto por ser una gran historia sinó por su preciosismo visual. Que mantiene en The Fall para gloria de quienes admiramos ese trabajo.

Basada muy ligeramente en la búlgara “Yo Ho Ho” (1981) de Zako Heskije, la acción transcurre en un hospital de Hollywood durante 1920. Roy Walker (Lee Pace) sufre de parálisis de miembros inferiores, y encima su novia lo dejó. Lo único que quiere es morirse, y para ello usará a una niña de 5 años, Alexandria (Catinca Untaru). Con el fin de ganar su confianza inventa una historia fantástica que cuenta como si de un serial cinematográfico se tratara. El objetivo es lograr que la niña robe un frasco de pastillas para suicidarse por sobredosis.

Cinco personajes típicos de relatos de aventuras, entre los que está Charles Darwin (¿?), se unen para destruir al Gobernador Odio, un español malísimo que en el pasado les arruinó la vida de una manera u otra. La niña, en su imaginación, le pondrá los rostros de la gente que conoce. Y sobre todo, mucho color y fastuosidad, que es donde la película descolla. Cierta estética de videclip puede molestar a algunos; a mí no me desagradó en absoluto. Escenarios impresionantes, composiciones que parecen cuadros, y un vestuario fabuloso responsabilidad de Eiko Ishioka (ganador de un Oscar en ese rubro por el Drácula de Coppola) ofrecen un espectáculo hipnótico pocas veces visto en el cine.

El relato, que en un principio maravilla a la niña, se torna de a poco en una experiencia siniestra y dolorosa. Y es que Ray va volcando toda su depresión y sentimientos autodestructivos en los acontecimientos imaginarios, traumando a Alexandria hasta llevarla al llanto. ¡Reíte de la muerte de la mamá de Bambi!

Para que se les haga agua la boca...

Entre las actuaciones hay que destacar a Lee Pace y sobre todo a la rumana Catinca Untaru, que tuvo que aprender a hablar inglés en pocas semanas. Su Alexandria es de una frescura enternecedora, un gran acierto que mereció la demora del proyecto a causa de los castings.

El rodaje en 28 países estiró también los tiempos. Sudáfrica, India, Reino Unido, y hasta Argentina, Chile y Brasil se encuentran entre las locaciones elegidas. A pesar de ser del 2006, recién este año se estrenó oficialmente.

Hubiera deseado que la historia imaginaria desarrollase mejor a cada uno de los personajes. Algunos tienen mas pantalla que otros y eso no ayudó a explotar el potencial que ofrecían. No obstante, el resultado global es altamente positivo y va delineando el estilo de un director que debería filmar más seguido.


¡ASÍ SÍ!: Orgasmo visual. Catinca Urantu, maravillosa.

¡ASÍ NO!: Media hora menos le hubiera sentado bien. La narración de los cinco aventureros es bastante simplona.





Ficha IMDB
Entrevista al director

0 comentarios: