lunes, 29 de septiembre de 2008

Tripulación Dave (Meet Dave - 2008)

Uf, qué decir de esta película. ¿Espantosa? ¿Vomitiva? Reconozco que he visto cosas peores, de por sí ya tiene el ¿dudoso? mérito de haber conseguido mantenerme sentado hasta el final. Pero prepárense porque hacía rato que no veía un compendio de tantos lugares comunes sazonados con la mas tonta moralina estilo Disney.

Eddie Murphy, el hombre que no envejece, interpreta en esta ocasión a una nave espacial que es comandada por... Eddie Murphy. Resulta que estos extraterrestres son muy chiquitos, y para pasar desapercibidos utilizan una nave espacial robótica. Su objetivo es recuperar una pelotita que secará los océanos terrestres, ya que necesitan la sal para salvar su propio planeta.

Con el avance de la historia estas criaturitas, mal predispuestas con respecto a la raza humana, irán descubriendo los “grandes valores terrestres” como son el altruismo, el valor, la amistad, y por supuesto, el infaltable amor. Tanto los conmoverá que sus propias conductas cambiarán, “humanizándose” y dando marcha atrás con el plan destructivo. Sólo faltaba una cantante adolescente llamada Lynn Minmay hechizándolos con su voz para redondear el afano a Robotech.

En el medio no faltan la viuda con hijo pequeño, la banda de amiguitos abusadores, los policías torpes que descubren la verdad, los rebeldes dentro de la propia tripulación, el gay simpático, y muchas obviedades más propias de este tipo de films. El problema principal es que todo ya fue visto mil veces, uno hasta puede adivinar las líneas de diálogo sin ser telépata, y la moraleja de que la humanidad es esencialmente buena y al final merece ser salvada ya apesta. Me pregunto: ¿los niños y las grandes consumidoras de telenovelas, se lo siguen creyendo?

Lo único que salva todo es la actuación de Eddie Murphy, que hace lo imposible para sacarnos una risa, sobre todo durante la primera parte. Sin llegar a la obscenidad gestual de un Jim Carrey, sus caras aportan la dosis graciosa que hace soportable este bodrio endulzado no apto para diabéticos.

¡ASÍ SÍ!: Murphy sigue demostrando ser un buen comediante.

¡ASÍ NO!: Patética en su concepción y sus lugares recontracomunes. ¡Si hasta los efectos especiales no son buenos!




Ficha IMDB

0 comentarios: