domingo, 7 de septiembre de 2008

El Bosco: jardinero del infierno

No sólo de películas vive el fan, así que por tal motivo comenzaremos hoy un recorrido por el mundo de la pintura y la ilustración fantástica y sobrenatural. Mi deseo es despertar la curiosidad de las jóvenes generaciones y tentarlos a acercarse a los grandes maestros del pincel, y porque no, del aerógrafo. Del presente saltaremos varios siglos al pasado, siempre rastreando esas joyas que han inspirado a mas de un artista moderno.

Y mi elección para esta primera entrega tiene que ver con la persona que ha retratado al infierno de la manera mas surrealista y grotesca jamás concebida. Hieronymus Bosch, mas conocido como El Bosco, nació aparentemenre el 2 de octubre de 1450 en Bolduque, Países Bajos. Y digo aparentemente porque toda su vida está envuelta en el misterio. Es muy poco lo que se conoce de él, sólo que se casó con una acaudalada mujer, y que murió en agosto de 1516. Ordenar cronológicamente su obra es tarea complicada ya que nunca las fechaba y no siempre las firmaba.

Su obra comenzó y terminó con temas bíblicos retratando en varias oportunidades la figura de Jesús. Pero es en medio de ambas que concibió una galería de criaturas fantásticas y horrores infernales que desembocarían en su obra mas conocida: El Jardín de las Delicias.

Tríptico completo de "El jardín de las Delicias"

Pintor alla prima, es decir, con la primera pincelada al óleo sin añadir retoques posteriores, se destacó en la confección de trípticos: tres piezas de madera con pinturas diferentes, y unidas de modo que puedan plegarse al modo de las tapas de un libro.

Perteneciente a la Hermandad de Nuestra Señora, una secta mística devota de la Virgen, sus obras reflejan una intención moralista y están cargadas de humor satírico y figuras alegóricas. Carl Jung llegó a describirlo como “un maestro de lo monstruoso, el descubridor del inconsciente”.

Figuras sobrenaturales pueblan sus pinturas: un diablo humanoide espía entre las hojas de un árbol en “La nave de los locos”; demonios-grillo acechan a un santo en “Las Tentaciones de san Antonio”; una criatura semianimal junto a un pecador atravieza su garganta con un cuchillo en “El Infierno”; otro demonio grillo con cabeza humana, anteojos, alas y cola de escorpión en “San Juan en Patmos”; seres infernales surcan los cielos en “Vuelo y caída de san Antonio”; una reina-diablesa desnuda acosa en “Meditación de san Antonio”...

Detalle de "El Infierno"

Pero es en el “Jardín de las Delicias” donde vemos reflejado con mayor claridad la lujuria y el horrendo castigo que le espera a los pecadores. La obra es un tríptico que se encuentra en el Museo del Prado de Madrid. En el panel de la izquierda vemos “El jardín del Edén”: Dios es representado como Jesucristo y está uniendo a Adán con Eva.

El panel central, “El jardín de las delicias”, representa el falso paraíso al que ha llevado tanto desborde sexual. Esta pintura es un compendio de situaciones sexuales repleta de hombres y mujeres desnudos haciendo lo que ustedes ya se imaginan. Onanismo, sexo interracial, relaciones heterosexuales, homosexuales, grupales, ¡hasta introducciones anales!. Todo en un ambiente onírico plagado de simbolismos y estructuras fantásticas que encierran y oprimen a varios de los personajes.

Detalle de "El Jardín de las Delicias"

Y el panel derecho representa el lugar a donde vas a ir a parar si te entusiasmaste con la descripción anterior: “El Infierno”. Grotescas criaturas castigan a las lujuriosas almas, usando instrumentos musicales como elementos de tortura. Unas orejas con un cuchillo saliendo de entre ellas representaría el órgano sexual masculino en una de las primeras manifestaciones del surrealismo en el arte. Y Satanás en el centro, con cabeza de ave, defecando en un oscuro pozo a las víctimas que se come. Cabe destacar también el hombre árbol que mira directamente al espectador exhibiendo su tórax abierto, repleto de más bichejos infernales.


Detalle del "Vuelo y caída de san Antonio".

Se llegó a sospechar que El Bosco fumaba sustancias “ilegales” y que de allí habrían salido tamañas imágenes, pero eso nunca se podrá comprobar. Por lo pronto, y para que inyecten un poco de cultura en sus empobrecidos cerebros, les dejo un enlace donde podrán apreciar en detalle la obra de este genio, con unos interesantes análisis en castellano.

Artículo Wikipedia

1 comentarios:

v dijo...

muy bueno, no sabìa nada de esto, creo haber visto imagenes en tapas de libros q deben ser de èl , me voy a poner a ver con mas detalle. Muy bueno, insisto, felcitaciones.