miércoles, 2 de septiembre de 2009

Momentos Imborrables: Freaks (Fenómenos, 1932)

Tod Browning acababa de dirigir con gran éxito Drácula, la cinta protagonizada por Bela Lugosi. Buscando redoblar el impacto ejercido sobre el público, decidió adaptar el cuento de Tod Robbins Espuelas ("Spurs"). El resultado fue Freaks (Fenómenos en latinoamérica, La Parada de los Monstruos en España), un clásico de culto que en su momento debió ser retirado de los cines al ser prohibido en EEUU y Europa.

La historia transcurre en un circo y cuenta como Cleopatra, la trapecista, decide casarse con un enano del elenco de nombre Hans. El objetivo: quedarse con su fortuna. Detrás del engaño está Hércules, el forzudo de la troupe y amante de Cleopatra. Cuando los demás integrantes del espectáculo descubren las intenciones de la pareja, tomarán venganza de la manera más cruel.

El film causó un gran revuelo en la época ya que Browning decidió utilizar personas con deformidades reales, hecho que espantó al público y que terminó dándole la espalda a la película por considerarla "demasiado horrible".

Más allá de la impresión que puedan causar las malformaciones, la historia no pasa de ser un melodrama que hace hincapié en la discriminación hacia los diferentes - hecho que realmente aconteció durante el rodaje, ya que los técnicos se negaron a utilizar los mismos apartamentos que ocupaban los actores-. El terror recién aparece en el tramo final, cuando se concreta la venganza.

El siguiente video recopila alguna de las mejores imágenes del film, con las canciones "Hurt - Johnny Cash" y "Gloomy Sunday - Billie Hollie" de fondo.


El datito curioso: Harry Earles (el enano Hans) y Daisy Earles (su prometida Frida en la película, otra enana del elenco), eran hermanos en la vida real.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

El circo Tetrallini es muy parecido a la tele argentina, sobre todo a los programas de la tarde.
Seguro que Clive Barker la vio antes de hacer NightBreeds