sábado, 19 de julio de 2008

Darkness (2002)


Habiendo disfrutado enormemente de REC, me dije: veamos el resto de las películas de Jaume Balagueró para analizar su evolución en esto del género del terror. Investigando sus films anteriores, descubrí su amor por los escalofríos. Todas historias de miedo, todas...incluída una que filmó en 2002 y que aún hoy debe resultar una experiencia horripilante contemplarla en pantalla gigante. Me refiero a ¡"Operación triunfo, la película"!

¡Cuanta plata te tienen que haber pagado, querido Jaume, para registrar el nacimiento de esa estrella del pop hispano llamada David Bisbal!

Ejem, en fin, como dijo serafín, todos tenemos un muerto en el ropero. Nunca más apropiada la frase promocional de este engendro que decía: "Olvida todo lo que has visto". Olvídalo Jaume, olvídalo.

Retornando a los que nos interesa, pasaré por alto "Los sin nombre" (1999). Sólo diré que se trata de un film donde apela más al suspenso que al horror, y que merece sus buenas 3 neuronas. En el año 2002 dirige, junto a la mencionada al principio, esta Darkness. Película rodada en inglés con un elenco internacional, entre los que se destacan Anna Paquin (Rogue en las tres X-Men), Lena Olin (a quien vimos en la serie "Alias" haciendo de Irina Derevko, la madre de Sidney Bristow), y Giancarlo Giannini (qué decir de este gran actor italiano, para los amantes del género recordarles que actuó en "Hannibal").

La historia relata una semana en la vida de una familia que va a parar a una casa donde, 40 años antes, se intentó celebrar un fallido sacrificio ritual de niños. Y es que los fantasmas de éstos rondan por ahí, junto a la presencia de algo más maligno aún.

Balagueró demuestra que sabe muy bien cómo poner nervioso al espectador, y aunque el recurso de asustar con repentinos golpes sonoros no es de mi agrado (lo veo como un método fácil y usado hasta el hartazgo), también lo hace con imágenes fugaces y climas que llegan a poner la piel de gallina.

Este fantasmita te va a dar un susto bárbaro si le ocupás la casa sin permiso.


Quizás con unos cuantos minutos menos hubiera ganado más. No obstante, y por ser su segunda pelicula de género, consigue mejores resultados que muchos directores con el triple de films en su haber.


LO MEJOR: Sustos asegurados. Un final que te perseguirá durante algunas noches. No es para verla solo/a, sobre todo si a mitad de la película hay un corte de luz (como sucedió en mi caso cuando ocurría algo similar en la historia. ¡¡¡Santa Fe, Argentina, el mejor lugar del mundo para que esto te pase!!!).

LO PEOR: Tiene cierto tufillo a Amytiville ("The Amityville Horror", 1979). La mezcla de elementos argumentales, algunos innecesarios y poco claros (las ancianas por ejemplo).

0 comentarios: