martes, 29 de julio de 2008

Crank (Crank, veneno en la sangre - 2006)

La historia es muy simple: Chev Chelios (Jason Statham), un asesino a sueldo, despierta aturdido luego de ser envenenado mientras dormía. Por haberse cargado a un jefe de la mafia china, Verona, un rival del hampa, decide vengarse inyectándole una sustancia que en una hora detendrá su corazón por completo. La única solución para demorar su deceso: soltar adrenalina como sea.

La película no es original ya que resulta una trasposición de lo que vimos en "Máxima
Velocidad" (Speed, 1994), nada más que esta vez el que no tiene que parar es un hombre. Lo que la hace excepcional es la forma en que sus dos directores, Mark Neveldine y Brian Taylor, nos cuentan los sucesos de esa última hora de vida. Mientras Chelios busca vengarse de su verdugo y salvar a su novia, se suceden un conjunto de situaciones de humor retorcido y violencia absurda que harán las delicias de grandes y chicos (bueno, la película no es ATP, pero la frase quedaba linda). Filmada con una estética cercana al videoclip, se burla del género y de sí misma a cada minuto. Mención aparte merece la banda sonora metalera, fundamental para acompañar la locura psicodélica de este tipo que debe drogarse e inyectarse
adrenalina artificial para no caer rendido. Temas de bandas como "Rocket from the Crypt", "Quiet Riot", "The Black Mob Group" y "Control Machete" incrementan el toque de locura que inunda la cinta.

Deliberadamente racista y discriminatoria (los malos son negros y latinos, usa a su amigo homosexual como escudo humano), se ríe de todo como en un capítulo de South Park. Cualquier recurso vale para sobrevivir unos segundos más: robar vehículos policiales, generar peleas absurdas, tener sexo en los momentos menos indicados...

La gente acostumbrada a los dramas sesudos y películas con contenido la aborrecerán. Los que buscan una de acción diferente y sin ninguna pretención, saldrán encantados. Para el 2009 se espera su secuela, "Crank 2: High Voltage".

LO MEJOR: ¡Adrenalínica! (y... no pude contenerme, había que hacer este comentario pedorro). ¡Amy Smart!

LO PEOR: Puede caerle mal a algunas personas con poco sentido del humor y necesidades intelectualosas.

0 comentarios: