miércoles, 13 de abril de 2011

La verdad sobre Richard Bachman y los plagios de Stephen King

Fragmento de un artículo escrito por Javier Pérez Campos sobre el famosísimo Stephen King, y que hace referencia a un aspecto poco claro de su vida. Me gustó tanto que lo pongo textual, algo que no suelo hacer en este blog. Sobre el final dejo el enlace al artículo completo, muy recomendable para los que quieran conocer un poco más al escritor de Maine.


Si Tabitha King fue un personaje realmente importante en la vida de Stephen King, Richard Bachman no pudo ser menos.

Bachman publicó 6 novelas y aseguraba ser un granjero que escribía de noche, cuando las vacas lo dejaban dormir porque padecían de insomnio crónico. Además, afirmaba haber perdido a un hijo que murió ahogado en un estanque a los 6 años.

King llegó a tener varios litigios con Bachman, e incluso se retaron a escribir una novela utilizando a los mismos personajes; el resultado, “Desesperación” (Ed. Debolsillo), de Stephen King y “Posesión” (Ed. Debolsillo), de Richard Bachman. Ésta última tenía un toque mucho más macabro y brutal que hacía a los críticos diferenciar claramente a un autor del otro.



Incluso, al morir Bachman, hubo un gran litigio cuando su esposa, al buscar entre las cajas de pertenencias de su marido, encontró un viejo manuscrito sin publicar: “Misery” (que posteriormente se convertiría en una película de gran éxito y ganadora del oscar a Mejor Actriz por el magnífico trabajo de Kathy Bates). La cuestión es que, no sabemos cómo, Stephen King se hizo con ese manuscrito y consiguió publicarlo con su nombre. El resultado fue una increíble disputa entre la pobre viuda de Bachman y el canalla de King, que le había robado a un difunto.

Y cuando los más sesudos críticos habían destacado las grandes diferencias entre estos dos escritores, King destapó el fraude… Richard Bachman no había sido, ni más ni menos, que su propio pseudónimo. De ahí que la causa muerte del escritor, en 1985, fuera “cáncer de pseudónimo, una extraña manifestación de la esquizofrenia”.




Recientemente se publicó una novela póstuma de Bachman, “Blaze” (Plaza y Janés, 2007), que resultó un guiño bastante agradecido por todos los Lectores Constantes de King.

Otro guiño a sus lectores fue la publicación de “La mitad oscura” (Ed. Debolsillo), donde el protagonista es un escritor serio y formal que se crea un pseudónimo para poder escribir thrillers sangrientos y retorcidos, y pronto acaba siendo eclipsado por su propio pseudónimo y se convierte en un asesino sanguinario…




Finalmente, King declaró que creó el pseudónimo porque le preocupaba que la razón de vender tantos libro no fuera que éstos resultaran buenos, sino que en su portada apareciera escrito su nombre. Además, declaró que “Bachman era a quien yo recurría cuando tenía que desahogarme”.


Enlace:

Stephen King: Rey del terror

3 comentarios:

alcorze dijo...

A mí Bachman, excepto por Blaze, me parece un escritor más ácido y directo que King, tratando temas que tienen mayor crítica social y controversia.

Personalmente Rabia es de mis obras favoritas del tito Stevie.

Lleonard Pler dijo...

Supongo que fue una forma de huir de la presión de las editoriales.

Es curioso que bajo pseudónimo, sin ataduras, publicó alguna de sus mejores obras: Rabia, El Fugitivo, La Larga Marcha.

También tiene cosas flojísimas, claro: La carretera, Blaze.

Sebastián Cabrol dijo...

Ya consagrado como estaba (y millonario) me parece una movida un tanto advenediza y poco clara; tendría mas valor el que los hubiera publicado bajo su propio nombre; al que no le gustaba esperaba al próximo título y listo, como hacen los fans para superar una mala entrega. Pero supongo que la editorial no le hubiera dado luz verde a estos proyectos, de publicarlos sin pseudónimo.