sábado, 23 de abril de 2011

5 de: Asiáticas más malas que la mierda 2

El fungore nipon no dá descanso. Y las chicas malas de ojos rasgado tampoco. Luego de unos meses de descanso regresa esta fantástica sección, llena de desafortunados consejos para pasar un fin de semana inolvidable. Clic en los pósters para ampliar.


Oneechanbara The Vortex Movie (2009)
¿Chicas en bikini luchando contra zombies? Acertaron. Estamos ante la segunda parte de la saga basada en los videojuegos de bajo costo que salieron en 2004 para PS2. En este caso Aya, traicionada por su propia hermana, deberá rescatar a una niña portadora de sangre maldita y que fuera capturada por la malvada Himiko para lograr la inmortalidad. La película no es mala: es malísima. Litros de sangre digital empañan la cámara en un intento por disimular el nulo presupuesto. Los que busquen un mínimo de gore decente se sentirán estafados: nada de brazos arrancados ni cabezas estallando en mil pedazos. Los zombies, apenas un elemento decorativo en la historia, parecen sacados de un casting de amigos del director a los que le ensuciaron con harina la cara. Ni el escultural cuerpo de Chika Arakawa salva tanto despropósito. La primera parte era muy superior.



Shyness Machine Girl - The Hajirai Machine Girl (2009)
The Machine Girl fue una delirante película plagada de humor y escenas gore del año 2008. En 2009 se editó una edición especial (The Machine Girl Remix) de dos dvds, en la cual se incluía un corto de media hora que es el que comentamos acá. Dirigida también por Noboru Iguchi, funciona como una breve continuación. La protagonista es Yoshie, la amiga de Ami asesinada en la película original. ¿Cómo es que entonces aparece en esta secuela? Gracias a la magia del cine y al hilo de coser. Porque casi todos los que acabaron despedazados en la primera parte vuelven a aparecer vivitos y coleando, y recuperados de sus heridas gracias a que alguien cosió sus partes arrancadas con dedicado esmero. Esta vez la ametralladora no ocupa el brazo de la protagonista, sinó otra parte de su anatomía que mejor no develamos para mantener la sorpresa. Altamente recomendada para quienes gocen con el gore ridículo y el extraño sentido del humor japonés.



Mutant Girls Squad (2010)
El clan Hiruko está conformado por personas con bizarras mutaciones corporales. Durante mucho tiempo se mantuvieron ocultos de la civilización, pero ahora un escuadrón de chicas guiadas por el andrógino Kisaragi intentará obtener el dominio del Japón. Para ello deberán enfrentarse con un ejército creado por el gobierno que busca exterminarlas. La película está contada en tres actos, cada uno dirigido por un director emblemático del fungore. Atención a estos nombres: Noboru Iguchi (The Machine Girl / Robo Geisha), Yoshihiro Nishimura (Tokyo Gore Police / Vampire Girl vs Frankenstein Girl) y Tak Sakaguchi (Samurai Zombie). La combinación de estas mentes enfermas asegura toneladas de hemoglobina y aberraciones corporales de lo más divertidas: brazos garra que recuerdan al guante de Witchblade, chicas pulpo, tetas-katanas, y pezones monstruosos que gimen como cachorritos. Igualmente yo esperaba más de este film que entretiene pero que denota cierto desgaste de la fórmula. Una especie de X-Men psicodélica plagada de FXs (algunos bastante malos, cosa que parece absolutamente calculado) que revolverán las tripas de más de un espectador. Atención al homenaje a Astroboy cerca del final.



RoboGeisha (2009)
Dos hermanas bastante belicosas son reclutadas por el presidente de una empresa metalúrgica para integrar su ejército de geishas asesinas. Geishas que además son implantadas con partes robóticas con el fin de convertirlas en implacables máquinas de matar. Tetas metralleta, pelucas napalm, leche materna del infierno y estrellas ninjas anales son parte del repertorio armamentístico que exhiben. Una de las hermanas descubrirá las verdaderas intenciones de su jefe y no dudará en enfrentársele. El director de esta ultrabizarra y divertida cinta clase B no podía ser otro que Noboru Iguchi, el director de The Machine Girl. Esta vez sin embargo no hay tantas mutilaciones exageradas, pero sí toneladas de CGI y muchísima sangre salpicando por doquier, además de un homenaje hilarante a las películas de robots gigantes. ¡Ah! Y si ustedes piensan que vieron todo de este director, es porque no conocen “Hypertrophy Genitals Girl”. Una película porno como nunca antes se filmó. Están advertidos.



Samurai Princess (2009)
De las cinco, era la película a la que menos fe le tenía, y la que resultó más interesante. En un futuro incierto, Japón ha vuelto a la época de los shogunes y samurais. En ese contexto, un científico loco trabaja ilegalmente reviviendo gente y convirtiéndola en mechas: entidades cibernéticas recubiertas de carne. Es así que aplica sus técnicas a la única sobreviviente del ataque de un grupo de mechas asesinos y violadores. La muchacha, reconstruída con partes de sus amigas, sólo busca vengarse, sin saber que el científico que la salvó es el objetivo a aniquilar. La princesa samurai, además de su fortaleza física, cuenta con la ayuda de las 11 chicas violadas y masacradas, cuyas almas fueron puestas en su interior por una monja budista opositora a los mechas. Escrita y dirigida por Kengo Kaji (el guionista de Tokyo Gore Police), es la menos graciosa de esta entrada. Hay por supuesto abundancia de cuerpos mutilados, cerebros pulverizados, sangre chorreando, intestinos usados como collares, sexo en cantidades medidas, y sobre todo un vestuario y una fotografía poco habitual en este tipo de productos. La protagonista es Aino Kishi, famosa actriz de películas para adultos que acá, como no podía ser de otra forma, muestra brevemente sus atributos físicos.

1 comentarios:

Lobo de piedra dijo...

De las que comentas solo he visto la primera, que al menos parece la menos gore. La verdad dudo que jamas vea las otras. Cosas como estas me hacen dudar de la autentica mentalidad de los "recatados" japoneses.