miércoles, 8 de diciembre de 2010

Visto en TV: Quatermass and the Pit (1958)

Un repaso por aquellas series y miniseries que desaparecieron prematuramente o que fueron sepultadas por el paso del tiempo. No esperen notas sobre Lost o Los Sopranos. Prepárense en cambio para desenterrar piezas que merecen una segunda oportunidad.


Mientras que en los años cincuenta la ciencia ficción estadounidense se empecinaba en enfrentar a los seres humanos con monstruos dispuestos a secuestrar chicas, los ingleses dieron un paso adelante con varias obras maestras. Las historias de los guionistas británicos trascendían la típica batalla militarizada contra lo desconocido: sacrificaban deliberadamente la acción en pos de la construcción de historias coherentes y más complejas. Menos edificios rotos y más suspenso.



Uno de sus principales embajadores se llamaba Nigel Kneale (1922-2006), prolífico escritor que durante cincuenta años se desempeñó tanto en televisión como en cine, radioteatro y prosa. Asociado al director Rudolph Cartier, ambos le cambiaron la cara a los dramas lentos y teatrales que dominaban la grilla televisiva de la BBC. Y lo hicieron recurriendo a la ciencia ficción, género que les permitió jugar con ritmos narrativos inéditos para la pantalla chica.



La miniserie introducía al personaje del profesor Bernard Quatermass, un científico especializado en cohetes, y que debía enfrentar amenazas extraterrestres inimaginables. Fueron tres temporadas exitosas de seis capítulos de media hora cada una y en deslumbrante blanco y negro: The Quatermass Experiment (1953), Quatermass 2 (1955), y Quatermass and the Pit (1958). Cada una de ellas a su vez tuvo su adaptación cinematográfica gentileza de la productora Hammer. La tetralogía televisiva se completa con The Quatermass Conclusion (1979), un producto que decepcionó a los seguidores de la saga.



En los “5 de” dedicado a Roy Ward Baker había expresado que la adaptación de la tercera parte, Quatermass and the Pit o Una Tumba para la Eternidad, estaba incluída entre mis películas favoritas, y no guardaba expectativas especiales con respecto a la miniserie que le había dado origen. El momento de verla por fin llegó y la experiencia fue suprema.

Es cierto, con menos presupuesto y sin los colores del film de los sesentas, pero en un formato que le permitió a Kneale desarrollar mucho mejor una historia llena de sorpresas y teorías hábilmente hilvanadas. A tal punto que décadas más tarde respetados investigadores del tema OVNI las tomaron para sí, tejiendo relaciones entre el fenómeno de los platos voladores y los antiguos relatos folclóricos.


Tras la Segunda Guerra Mundial y durante la reconstrucción de Londres, es hallado un artefacto metálico de forma cilíndrica enterrado en un barrio de las afueras. El misterio crece cuando a su lado son descubiertos restos fósiles de hombres prehistóricos que no pertenecen a ninguna línea evolutiva conocida. Los militares creen que el artefacto es una bomba alemana que no explotó, pero Quatermass sospecha algo increíble. Las evidencias indican que proviene de otro planeta, y que yace bajo tierra desde hace varios millones de años, esperando el momento oportuno para “despertar”. El apocalipsis está cerca, y Quatermass deberá enfrentar la ceguera de los militares que descreen de sus advertencias.


Acá dejo de contar con el objeto de no quitarle efectividad a los giros del guión, pensados minuciosamente para dejar al espectador con ganas de más al final de cada capítulo, y todo con poca acción (algo que le jugó en contra en los EEUU), el uso de tres o cuatro escenarios sencillos, y muchos golpes de suspenso infrecuentes en la ciencia ficción de la época.


¿Pueden convivir extraterrestres, casas embrujadas, ingeniería genética y religión en un mismo lugar sin que provoque acidez estomacal en el amable televidente? Descúbranlo viendo esta magnífica miniserie en una respetable calidad y con subtítulos incrustados.

Todo un hito de la ciencia ficción mundial que influyó a grandes escritores y directores del género, y a la que se le puede perdonar cualquier incoherencia (que las tiene, mínimas) gracias al contundente resultado final.




En los comentarios están los enlaces de la serie en descarga directa.

4 comentarios:

Klaatu3000 dijo...

Episodio 1
http://www.megaupload.com/?d=7ALDF0LT
http://www.megaupload.com/?d=406Z9EFR
http://www.megaupload.com/?d=HE6IFZ6Z
Eps. 2
http://www.megaupload.com/?d=ZSBW3ZRT
http://www.megaupload.com/?d=VCG46EQC
Eps. 3
http://www.megaupload.com/?d=92F7WL2O
http://www.megaupload.com/?d=T72VDH36
Eps. 4
http://www.megaupload.com/?d=2QQNTQOO
http://www.megaupload.com/?d=O9FQ22B8
http://www.megaupload.com/?d=J6MIG805
Eps. 5
http://www.megaupload.com/?d=3Z4MRF5Y
http://www.megaupload.com/?d=LOGXUOU0
http://www.megaupload.com/?d=O8R1DWEF
Eps. 6
http://www.megaupload.com/?d=PMPFH87P
http://www.megaupload.com/?d=3FCU4RYT
http://www.megaupload.com/?d=PMPFH87P

Martín David dijo...

El episodio 6 tienes duplicada la subida del "QatP 06.part1 By Materiagris.rar" por ende falta el "part 3" =(

Klaatu3000 dijo...

Mil perdones. Encontré el capítulo 6 resubido en una nueva dirección. Como no estoy seguro de si los enlaces son intercambiables con los viejos, lo dejo para que lo descarguen completo:

Capítulo 6:
http://www.megaupload.com/?d=7H0O6OL6
http://www.megaupload.com/?d=PY6PHHCT
http://www.megaupload.com/?d=GMHR69WR

Probados y funcionando perfectamente.

Martín dijo...

Gracias Klaatu! :)