viernes, 16 de septiembre de 2011

Ellas son fantásticas: Barbara Crampton

Fue, durante una década completa, la reina indiscutida de la clase B matizada con generosas dosis de sexo bizarro. Nació en Levittown, Long Island, EEUU, en 1962 (otras fuentes dicen que nació en 1958). Y aunque se graduó en Artes Teatrales en la Universidad de Castleton State College, estaba predestinada a participar de películas menores, despreciadas por los críticos, pero amadas por gente como nosotros.

Aunque tuvo pequeñas participaciones en otros films, su verdadero debut fue en el indispensable clásico de 1985 Re-animator, del director de culto Stuart Gordon. Inspirada ligeramente en un relato de H P Lovecraft, "Herbert West: Reanimador", la película pasó a la historia por su puesta innovadora, su negrísimo y sanguinario humor, y por la escena en la que la cabeza decapitada del doctor Hill intenta practicarle sexo oral.

Con Stuart Gordon filmaría en 1986 otra película fundamental para el amante del género: From Beyond, también conocida como Resonator, y en la que participaría de más momentos memorables (des)vestida con atuendos sadomasoquistas, como aquel en que es casi violada por un deforme y libidinoso científico cubierto de baba.

Sus siguientes films la pondrían de manera directa e indirecta en el camino de otros dos referentes de la clase B: Albert y Charles Band, padre e hijo respectivamente. Vendrían entonces Puppetmaster (1989), Trancers 2 (1991), y Robot Wars (1993).

Castle Freak (1995) y Space Truckers (1996), otra vez de la mano de Stuart Gordon, marcarían el cierre de una década plena de historias de ciencia ficción, terror de bajo presupuesto y desnudos para el recuerdo. Desde entonces sus actuaciones se limitaron a pequeños papeles en producciones alejadas de dichos géneros y alguna que otra participación televisiva.

A continuación comparto el reportaje fotográfico que publicara la revista Playboy a fines de los ochenta, y alguna que otra imagen de sus films. Como debo mantener cierta línea en el blog, tuve que autocensurar otras fotografías de mayor voltaje erótico, pero que pueden encontrar en la red si buscan con esmero. Clic para ampliar.










0 comentarios: