martes, 18 de diciembre de 2012

2x1: The Dinosaur Project (2012) / Grabbers (2012)

The Dinosaur Project (2012)

Siguiendo la tradición de los falsos documentales (mockumentarys) llega esta película a la que exageradamente le atribuyeron el mote de “la nueva Jurassic Park”. Ya adelanto que se encuentra a años luz del clásico de Spielberg. En 2011, la Sociedad Criptológica de Inglaterra envió una expedición al Congo en busca del Mokèle-mbèmbé (el equivalente africano al monstruo del Lago Ness, la leyenda es verdadera). Nunca más se supo de los investigadores, aunque sí se hallaron las cintas de video que dejaron grabadas. En las mismas se aprecia su incursión por un mundo perdido plagado de dinosaurios, y la lucha de un hijo por conseguir la aprobación de su hosco padre. Varias situaciones conspiran contra la credibilidad de lo que se cuenta. Los amplios conocimientos de electrónica del protagonista adolescente parecen exagerados. También, como suele suceder, los planos y la edición conseguidos con las filmaciones resultan por momentos demasiado perfectos y cinematográficos, salvo cuando hay que disimular el bajo presupuesto y todo se vuelve borroso. Los efectos especiales son de segunda categoría, como los que vemos en los documentales sobre el tema (el director Sid Bennet proviene de ese rubro), y sólo se salvan los dinosaurios terrestres más pequeños. A favor hay que decir que la historia, si no se es muy exigente, mantiene el interés y no aburre. Sólo para fanáticos incondicionales de los dinosaurios.

¡ASÍ SÍ!: Cumple como película de aventuras.


¡ASÍ NO!: Flojos efectos especiales. Demasiadas cámaras le quitan clima a la idea de falso documental. Algunas incoherencias argumentales (por ejemplo, que nadie detectara pterodátilos volando libremente por el Congo a plena luz del día).








Grabbers (2012)

De Irlanda proviene esta agradable sorpresita con monstruos marinos chupasangres. A una pequeña isla arriba Lisa Nolan (la bella Ruth Bradley) para reeemplazar temporalmente a la autoridad local y mantener bajo control al guardia Ciarán O'Shea (Richard Coyle), depresivo y alcohólico y apenas capacitado para mantener el orden en el pueblo costero. Su llegada coincidirá con la de unas criaturas tentaculares adictas a la sangre humana, y que riegan la playa de huevos listos para hacer eclosión. Sólo les falta un poco de agua, provista por la tormenta que azotará la isla en pocas horas. ¿La solución para enfrentar a los monstruos?: emborrachar a todo el pueblo, ya que las criaturas son alérgicas al alcohol.

Una película muy influenciada por el cine de género proveniente de los EEUU, pero que aporta un fresco aire de comedia que lamentablemente se está perdiendo. Los efectos especiales son excelentes para un film que no requirió de los servicios de ILM o Weta Digital y los grabbers tienen muy buen aspecto. Tal vez la aparición de los monstruos se hace esperar demasiado, pero tienen generosos minutos en pantalla cuando llega el clímax. El argumento desaprovecha las posibilidades que ofrecía la borrachera masiva, aunque la utiliza muy bien en la protagonista femenina. Una película que no por menor deja de ser recomendable para los amantes de los tentáculos y los bichos de mal carácter.


 ¡ASÍ SÍ!: Muy buenos efectos especiales. El original toque de humor. Convincentes actuaciones de los protagonistas.

¡ASÍ NO!:
Algo lenta al principio. Demasiado influenciada por productos USA similares.






2 comentarios:

Belknap dijo...

Mr. Klaatu, el primer film me lo apunto, en cuanto al segundo, el mismo me parecio bastante divertido, un saludo.

Conde Alucard dijo...

Apuntada queda. Salud, cheers, etc.