martes, 22 de noviembre de 2011

Música: Insomnio

Una curiosidad que merece toda nuestra atención: el compositor y cantante argentino Pedro Aznar realizó la adaptación de unos versos de Jorge Luis Borges, y en pleno teatro Colón convocó al grupo de heavy metal A.N.I.M.A.L. para ponerle música. De esas rarezas que hay que ver, y escuchar.






8 comentarios:

El Caminante dijo...

Excelente!!! ya lo he dicho...

Conde Alucard dijo...

En serio? A mi me da re-goma...en fin, sobre gustos nada escrito.

Salute

Belknap dijo...

Mr. Klaatu, todo un descubrimiento, pero don Pedrito, ¿qué habia consumido? Un saludo.

El Caminante dijo...

Debo decir algo... todo el disco tiene detalles excelentes, confirmación de que un enorme talento respetuoso de otro (y de otros), hace de lo experimental una nueva frontera, una nueva maravilla. Una estación en el camino muy digna de visitarse.
Y si, por suerte, sobre gustos no hay nada escrito, pero sobre modas sí hay dictados, reglas y códigos de inclusión, y eso a veces me preocupa. Mucho...
Abrazo desde el camino hermano Klaatu.

El Caminante dijo...

Insomnio

De fierro,
de encorvados tirantes de enorme fierro tiene que ser la noche,
para que no la revienten y la desfonden
las muchas cosas que mis abarrotados ojos han visto,
las duras cosas que insoportablemente la pueblan.

Mi cuerpo ha fatigado los niveles, las temperaturas, las luces:
en vagones de largo ferrocarril,
en un banquete de hombres que se aborrecen,
en el filo mellado de los suburbios,
en una quinta calurosa de estatuas húmedas,
en la noche repleta donde abundan el caballo y el hombre.

El universo de esta noche tiene la vastedad
del olvido y la precisión de la fiebre.
En vano quiero distraerme del cuerpo
y del desvelo de un espejo incesante
que lo prodiga y que lo acecha
y de la casa que repite sus patios
y del mundo que sigue hasta un despedazado arrabal
de callejones donde el viento se cansa y de barro torpe.
En vano espero las desintegraciones y los símbolos que preceden al sueño.
Sigue la historia universal:
los rumbos minuciosos de la muerte en las caries dentales,
la circulación de mi sangre y de los planetas.
(He odiado el agua crapulosa de un charco,
he aborrecido en el atardecer el canto del pájaro.)

Las fatigadas leguas incesantes del suburbio del Sur,
leguas de pampa basurera y obscena, leguas de execración,
no se quieren ir del recuerdo.
Lotes anegadizos, ranchos en montón como perros, charcos de plata fétida:
soy el aborrecible centinela de esas colocaciones inmóviles.
Alambre, terraplenes, papeles muertos, sobras de Buenos Aires.

Creo esta noche en la terrible inmortalidad:
ningún hombre ha muerto en el tiempo, ninguna mujer,
ningún muerto, porque esta inevitable realidad de fierro y de barro
tiene que atravesar la indiferencia de cuantos estén dormidos o muertos
- aunque se oculten en la corrupción y en los siglos-
y condenarlos a vigilia espantosa.

Toscas nubes color borra de vino infamarán el cielo;
amanecerá en mis párpados apretados.

JORGE LUIS BORGES (De "El otro, el mismo" 1964

Y sí... es heavy...
Gracias por compartirlo.

Klaatu3000 dijo...

Menuda polémica. Aprovecho para subsanar la omisión: el dato me lo pasó El caminante. Muchas gracias por colaborar con este humilde blog.

El Caminante dijo...

El agradedecido soy yo, por compartirlo.
Siempre por acá ando...

Conde Alucard dijo...

Ojo, era sin ánimo de ofender a nadie. Y coincido sobre los dictados de la moda y demás, pero a veces los gustos mandan mas allá de los discursos. Por ejemplo yo detestaba a Pappo y creo que era porque me daba grasa, y ahora lo banco. Será la moda post-mortem? Tal vez, pero me cae cada vez mejor. Abrazo a todos y los dejo con otra letra para variar un poco:

TOMÉ DEMASIADO - PAPPO

Yo era un hombre bien, tenia perro y mujer
y un dia me encontre con la botella de escoces
tome demasiado, tome demasiado, oh yeah.

Ahora sin parar, voy por el callejon
pateando botellas vacias de amor,
tome demasiado, tome demasiado, oh yeah.

Whisky, whisky y rock and roll
yeah, whisky y rock and roll

Hmmm hmmm, creo qe tome un poco de mas.