martes, 23 de octubre de 2012

2x1: El Código del Miedo (Safe, 2012) / Vacaciones Explosivas (Get the gringo, 2012)


El Código del Miedo (Safe, 2012)

Jason Statham es un luchador callejero sin motivos para vivir, pero cuyo destino cambia cuando en el camino se le cruza una niña china perseguida por las mafias china y rusa debido a un secreto que guarda en su prodigiosa memoria. La excusa perfecta para sacarse la idea del suicidio de la cabeza y salir a descargar tensiones a los tiros mientras realiza una obra de bien.

Una película que desde el principio no da tregua. Muy oscura, tanto que algunos la comparan con los primeros trabajos de Steven Seagal de fines de los ‘80s. El director Boaz Yakin no escatima vertiginosas persecuciones ni golpizas brutales, tal vez las más violentas vistas en una película de Stathan. Y es que Yakin sabe algo del tema: fue el guionista de la recordada The Rookie, con Clint Eastwood y Charlie Sheen.

La historia es la misma mil veces contada del perfecto asesino protegiendo niños en peligro, pero las formas son las que la hacen recomendable para el fanático del cine de acción. La presencia del héroe del momento más una historia filmada de manera alocada (pero sin llegar al surrealismo propuesto en Crank) más toneladas de violencia cruda y explícita más un argumento que roza deliberadamente lo inverosímil (el tipo logra hacerle frente a la mafia rusa, a la china, y a la policía misma sin ayuda), hacen de Safe una interesante propuesta para los que buscan una de acción que no obligue a pensar demasiado.


¡ASÍ SÍ!: Una explosiva sinfonía de choques, golpes y tiros para ver con el volumen al máximo.


¡ASÍ NO!: Cero originalidad. Demasiado acelerada desde el principio, cuesta involucrarse con las historias de los protagonistas.







Vacaciones Explosivas (Get the gringo, 2012)

Lo mejor de Hollywood, salvo escasas excepciones, proviene en la actualidad de las producciones independientes. Y resulta extraño hablar de independiente cuando el protagonista no es otro que Mel Gibson, estrella del sistema. El veterano actor utilizó su propia empresa ICON para hacer lo que más le gusta y mejor le sienta, aún a riesgo de perder dinero (el film en USA fue directamente al mercado hogareño, no se estrenó en cines). 

Gibson interpreta a un ladrón que, al verse rodeado por las autoridades, decide atravesar la frontera mexicana, con tanta mala suerte que es atrapado por policías corruptos que codician su botín. Es encerrado en una particular cárcel llamada “El Pueblito”, una ciudad en miniatura con locales comerciales y donde los presos viven con sus familias. Allí entablará amistad con el hijo de una interna, que es protegido interesadamente por el villano con más influencia dentro del penal. A su vez los policías y gente del exterior lo presionarán para sacarle el resto del dinero que mantiene oculto. 

La película exhibe todos los tópicos imaginables, pero la impecable actuación de Mel, la acción exagerada, la entrañable y creíble relación que establece con el niño Kevin Hernandez, y el humor bizarro que planea todo el tiempo sobre la historia, la convierten en un producto que no defrauda.

La influencia de Robert Rodríguez se nota en las mejores secuencias del film, aquellas donde se pisa fuerte la línea de la credibilidad con el consiguiente riesgo de hacer el ridículo. 

El Pueblito, aunque parezca mentira, existió realmente y funcionó entre los años 1956 y 2002 en Tijuana. Terminó siendo controlado por los delincuentes más poderosos, y en su interior funcionaban restaurantes, shoppings, escuelas, video clubes y hasta casinos. Incluso el propio Julio César Chávez peleó en los combates de boxeo que se organizaban en su interior.



¡ASÍ SÍ!: Notable regreso de Mel al cine que mejor le sienta. Excelente banda sonora en español. Una de acción para divertirse como en los viejos tiempos.


¡ASÍ NO!: Malos demasiado blandos o caricaturizados. Falta uno que intimide de verdad.







1 comentarios:

Belknap dijo...

Mr. Klaatu, por el lado de " Safe " es un buen film de accion que me agrado, tiene vitalidad con muy buenos momentos; en cuanto a " Get the Gringo ", el amigo Gibson aprendio del gran Fellini y esquivo los cines, que grande, muy buenos datos los suyos. Muy buena entrada, como siempre, un abrazo y a la espera de sus entradas halloweenescas.