sábado, 31 de diciembre de 2011

Sábados con la neurona: Cuento de Navidad (2006)

Durante la Navidad de 1985, cinco amigos que viven en un pueblo típico de veraneo de la Costa Brava, se reúnen después del colegio en su club, un espacio robado a las obras de una nueva urbanización que están construyendo en el pueblo y donde se juntan para pasar el rato. Allí hablan de una noticia que ha aparecido en el Telediario sobre una ladrona que ha huido de la cárcel y que, según la Policía, se encuentra por la zona.

El grupo de amigos cree ver a alguien escondiéndose en el bosque junto al club. Tras buscar durante un rato, descubren que la ladrona ha caído dentro de un agujero estrecho y profundo.

Los cinco amigos deciden ir a la Policía, pero uno de ellos propone darle un escarmiento dejándola allí. Tras discutirlo, todos acceden a tapar el agujero con ramas y hojas, montan en sus bicicletas y se van hacia casa. Pero luego de unos días torturando a la joven, descubren que desaparece...

Una de las seis películas producidas para televisión por Telecinco y Filmax bajo el nombre de "Películas para no dormir", y coordinadas por el inigualable Narciso Ibañez Serrador. El dato: este capítulo fue dirigido por Paco Plaza, uno de los realizadores del clásico moderno "REC".





Ver en Megavideo

jueves, 29 de diciembre de 2011

Pesebres bizarros

¿Llegó la navidad y aún sin un pesebre que colocar junto al arbolito? No se preocupen. A continuación podrán ver que con ingenio y cualquier elemento a mano se puede salir adelante sin problema.
















Y si con esto no tuvieron suficiente, acá va un video por demás de bizarro. Son clérigos de la Iglesia Ortodoxa griega y otros de la Apostólica armenia. Cada grupo administra una parte de la Basílica de la Natividad y como suele ocurrir cada año, en el momento de limpiar, siempre hay un díscolo que entra en la zona que no le corresponde, lo que hace aflorar las tensiones. ¡Pelea a escobazos entre los hombres "de Dios"!


miércoles, 28 de diciembre de 2011

EnCuadrados: Army of Darkness - El Horror Navideño de Ash


¿Cuál es la navidad ideal para Ash Williams?¿Qué puede hacer el Necronomicón para arruinarle las fiestas al amo de la lucha contra los deadites? Eso y más en este especial navideño de "Army of Darkness", basado en la saga de culto protagonizada por Bruce Campbell.




Descarga directa

martes, 27 de diciembre de 2011

Leéte: Cuento de navidad (Ray Bradbury)

Un cuento corto muyyyy meloso del maestro de la ciencia ficción estadounidense, que hoy por hoy está festejando su navidad número 91. ¡¡¡Ray el inmortal!!!

El día siguiente sería Navidad y, mientras los tres se dirigían a la estación de naves espaciales, el padre y la madre estaban preocupados. Era el primer vuelo que el niño realizaría por el espacio, su primer viaje en cohete, y deseaban que fuera lo más agradable posible. Cuando en la aduana les obligaron a dejar el regalo porque pasaba unos pocos kilos del peso máximo permitido y el arbolito con sus hermosas velas blancas, sintieron que les quitaban algo muy importante para celebrar esa fiesta. El niño esperaba a sus padres en la terminal. Cuando estos llegaron, murmuraban algo contra los oficiales interplanetarios.

-- ¿Qué haremos?

-- Nada, ¿qué podemos hacer?

-- ¡Al niño le hacía tanta ilusión el árbol!

La sirena aulló, y los pasajeros fueron hacia el cohete de Marte. La madre y el padre fueron los últimos en entrar. El niño iba entre ellos, pálido y silencioso.

-- Ya se me ocurrirá algo --dijo el padre.

-- ¿Qué...? --preguntó el niño.

El cohete despegó y se lanzó hacia arriba al espacio oscuro. Lanzó una estela de fuego y dejó atrás la Tierra, un 24 de diciembre de 2052, para dirigirse a un lugar donde no había tiempo, donde no había meses, ni años, ni horas. Los pasajeros durmieron durante el resto del primer "día". Cerca de medianoche, hora terráquea según sus relojes neyorquinos, el niño despertó y dijo:

-- Quiero mirar por el ojo de buey.

-- Todavía no --dijo el padre--. Más tarde.

-- Quiero ver dónde estamos y a dónde vamos.

-- Espera un poco --dijo el padre.

El padre había estado despierto, volviéndose a un lado y a otro, pensando en la fiesta de Navidad, en los regalos y en el árbol con sus velas blancas que había tenido que dejar en la aduana. Al fin creyó haber encontrado una idea que, si daba resultado, haría que el viaje fuera feliz y maravilloso.

-- Hijo mío --dijo--, dentro de medía hora será Navidad.

La madre lo miró consternada; había esperado que de algún modo el niño lo olvidaría. El rostro del pequeño se iluminó; le temblaron los labios.

-- Sí, ya lo sé. ¿Tendré un regalo? ¿Tendré un árbol? Me lo prometiste.

-- Sí, sí. todo eso y mucho más --dijo el padre.

-- Pero... --empezó a decir la madre.

-- Sí --dijo el padre--. Sí, de veras. Todo eso y más, mucho más. Perdón, un momento. Vuelvo pronto.

Los dejó solos unos veinte minutos. Cuando regresó, sonreía.

-- Ya es casi la hora.

-- ¿Puedo tener un reloj? --preguntó el niño.

Le dieron el reloj, y el niño lo sostuvo entre los dedos: un resto del tiempo arrastrado por el fuego, el silencio y el momento insensible.

-- ¡Navidad! ¡Ya es Navidad! ¿Dónde está mi regalo?

-- Ven, vamos a verlo --dijo el padre, y tomó al niño de la mano.

Salieron de la cabina, cruzaron el pasillo y subieron por una rampa. La madre los seguía.

-- No entiendo.

-- Ya lo entenderás --dijo el padre--. Hemos llegado.

Se detuvieron frente a una puerta cerrada que daba a una cabina. El padre llamó tres veces y luego dos, empleando un código. La puerta se abrió, llegó luz desde la cabina, y se oyó un murmullo de voces.

-- Entra, hijo.

-- Está oscuro.

-- No tengas miedo, te llevaré de la mano. Entra, mamá.

Entraron en el cuarto y la puerta se cerró; el cuarto realmente estaba muy oscuro. Ante ellos se abría un inmenso ojo de vidrio, el ojo de buey, una ventana de metro y medio de alto por dos de ancho, por la cual podían ver el espacio. el niño se quedó sin aliento, maravillado. Detrás, el padre y la madre contemplaron el espectáculo, y entonces, en la oscuridad del cuarto, varias personas se pusieron a cantar.

-- Feliz Navidad, hijo --dijo el padre.

Resonaron los viejos y familiares villancicos; el niño avanzó lentamente y aplastó la nariz contra el frío vidrio del ojo de buey. Y allí se quedó largo rato, simplemente mirando el espacio, la noche profunda y el resplandor, el resplandor de cien mil millones de maravillosas velas blancas.


sábado, 24 de diciembre de 2011

Sábados con la neurona: Sint (2010)

Este año he decidido no subir posts navideños. Pero como 24 cae justo sábado, la película de hoy se tiñe del espíritu que estas fiestas se merecen. Sint es una película holandesa dirigida por Dick Maas y que bastante polémica despertó en su país de origen ya que las asociaciones de padres pidieron que se retiraran los carteles de la calle. El argumento tenía que ver con que los niños podían asustarse con un personaje que tradicionalmente se asocia a la paz y los regalos. Sintéticamente es la historia de San Nicolás, un personaje similar a Santa Claus (en realidad un obispo que en la Edad Media robaba y violaba usando el bosque como escenario) que cada 5 de diciembre sale a decapitar infantes bajo la luna llena. A disfrutarla y cuidado con los barbudos que esta noche quieran entrar a sus casas. JOJOJO.



miércoles, 21 de diciembre de 2011

Películas imposibles (II)

Continuando con la programación de emergencia (sigo sin internet), les dejo una segunda tanda de pósters imaginarios. A medida que pueda conseguir una PC prestada, seguiré posteando cosas. Tengan paciencia. Y como les dije ayer, hagan clic para ampliar las imágenes y leer la letra chica.















martes, 20 de diciembre de 2011

Películas imposibles (I)

Los pósters son obra del artista y diseñador Sean Hartter. La consigna: imaginar grandes superproducciones dirigidas y protagonizadas por personalidades de otras épocas. Un divertido ejercicio plasmado en carteles que nunca vimos ni veremos en un cine. Recomiendo hacer clic para ampliar y ver la letra chica.
















viernes, 16 de diciembre de 2011

Animados: Rosa (2011)

"En un futuro cercano, la humanidad ha desaparecido dejando tras de si una enorme megalópolis desprovista de vida natural. De entre la destrucción despierta ROSA, un robot parte del proyecto KERNEL, el último intento de la raza humana de restaurar el ecosistema terrestre recuperando especies de plantas ya extintas. Vagando entre las ruinas de la ciudad sin vida, Rosa pronto descubrirá que no es la única parte de Kernel que ha despertado. ROSA es un cortometraje independiente creado en su totalidad por Jesús Orellana sin presupuesto. Desde Enero de 2010 a Febrero de 2011 completó los 323 planos que componen los 9'50" minutos del espectacular cortometraje animado en CG. Jesús Orellana nació en Tarragona en 1981, ha trabajado en muchos proyectos para la editorial francesa "Les Humanoides Associes". En 2009 empezó a crear su corto Rosa, y espera poder llevar a cabo una película de animación. Actualmente vive en Barcelona con su compañera, la artista, María Llovet."

Vale la pena darle una oportunidad a Rosa, fiel muestra de que con voluntad se pueden conseguir productos de alta calidad técnica. La gran noticia es que 20th Century Fox se encuentra últimando las negociaciones para hacerse con los derecho de Rosa, con el objeto de hacer una película de imagen real que en principio dirigiría el propio Orellana. Veremos que pasa.





miércoles, 14 de diciembre de 2011

Astronaves SW

Continuamos con la programación de emergencia. Disfruten a continuación de algunas bellas ilustraciones del artista Chase Kunz, oriundo de Seattle, EEUU, retratando las naves más representativas del universo Star Wars. Clic para ampliar.